Johnson pide unidad para enfrentar el “nuevo régimen” con consenso internacional

0
13
628820

R.UNIDO AFGANISTÁN

Londres, 15 ago (EFE).- El primer ministro británico, Boris Johnson, expresó hoy su deseo de que Afganistán no se convierta en “un caldo de cultivo” para terroristas y destacó la importancia de que los países “afines” reconozcan a un posible nuevo Gobierno en Kabul con un amplio acuerdo.

Johnson efectuó esas declaraciones después de reunirse en Londres con el grupo Cobra (comité de emergencias), convocado en respuesta a la entrada definitiva hoy de los talibanes en Kabul, lo que para el “premier” británico anuncia la llegada “muy probable” de un “nuevo régimen” en Afganistán.

“No sabemos exactamente qué tipo de régimen será. Lo que queremos es asegurar que trataremos con ese régimen de una manera concertada, junto a nuestros socios internacionales, nuestros socios afines”, señaló Johnson, quien también ha convocado para el próximo miércoles una sesión de emergencia de la Cámara de los Comunes (baja) del Parlamento, que está cerrado por las vacaciones veraniegas.

El dirigente conservador insistió en que el Reino Unido trabaja con sus socios del Consejo de Seguridad de la ONU y de la OTAN para transmitir un mensaje claro: “No queremos que nadie reconozca a los talibanes de manera bilateral”.

En su opinión, ese enfoque es clave para tratar de evitar, de manera conjunta, que Afganistán “vuelva a convertirse en un caldo de cultivo para el terrorismo”.

Johnson también subrayó que una de sus prioridades ahora es sacar de Afganistán los ciudadanos británicos “tan rápido como podamos” y ayudar a los afganos que han trabajado para el Reino Unido, al tiempo que confirmó que su Gobierno mantiene una pequeña delegación diplomática en el país, incluido el embajador en Kabul.

A este respecto, el Ministerio británico de Interior informó hoy en su cuenta de Twitter de que “está trabajando ahora mismo” para proteger a los “ciudadanos británicos” y “ayudar a ex trabajadores” de este país y “otras personas elegibles” para “viajar al Reino Unido”.

Interior también recordó que “ya ha reubicado a más 3.300 empleados afganos y a sus familias que han trabajado para el Reino Unido”, al tiempo que se comprometió a “seguir cumpliendo con nuestras obligaciones internacionales” y “compromisos morales”.