Japón reimpondrá limitaciones comerciales en el sur y el oeste por la nueva ola de covid

0
7
787717

CORONAVIRUS JAPÓN

Tokio, 6 ene (EFE).- Japón volverá a imponer próximamente limitaciones al horario comercial y otras restricciones en varias zonas del sur y el oeste del país tras un fuerte aumento de casos de covid-19, según adelantaron este jueves medios locales.

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, debatirá hoy sobre el asunto con los ministerios pertinentes y está previsto que anuncie como pronto el viernes la decisión de reactivar la alerta por covid y ciertas restricciones en las prefecturas de Okinawa, Yamaguchi y Hiroshima, tras consultar con su comité de asesores sanitarios.

El mandatario se abstendrá de declarar el estado de emergencia y en su lugar optará por activar un nivel de alerta inferior pero que permite a las autoridades locales implementar restricciones como la limitación de horarios comerciales, entre otras medidas.

La decisión de retomar ciertas restricciones más de dos meses después de que quedaran levantadas en todo el país a finales de octubre, se produce tras un rápido aumento de contagios.

Okinawa (sudoeste) registró en la víspera 623 nuevos casos, por encima de seis centenares por primera vez en cuatro meses, después de que las bases estadounidenses de la zona se convirtieran en un foco epidémico que ha llegado a la población por la laxitud de medidas y el régimen de test adoptados ante la llegada de tropas.

Los casos para hoy se estiman en unos 980, según adelantó a los periodistas el gobernador de Okinawa, Denny Tamaki.

En Yamaguchi (oeste), donde el miércoles se contabilizaron 104 casos, los contagios se concentran principalmente en la ciudad de Iwakuni, que alberga una base aérea del país norteamericano.

El gobierno central está considerando activar también la alerta en la vecina Hiroshima, donde ayer se anotaron 138 nuevos casos.

“Japón está seriamente preocupado por la propagación dentro y en los alrededores de las bases”, dijo el portavoz del gobierno nipón, Hirokazu Matsuno, en una rueda de prensa. El ministro de Exteriores ha pedido que se intensifique el control y se limiten las salidas del personal para minimizar riesgos, añadió.

Las medidas ante la covid de Japón, donde el confinamiento obligatorio no es legal, se han centrado desde el estallido de la pandemia en recortes al horario comercial de la hostelería y la limitación de los asistentes a eventos.

El gobierno central estaría considerando si reactivar también restricciones en otras áreas, incluida Tokio, que en la víspera contabilizó 390 casos, más del doble que un día antes y su nivel más alto de los últimos tres meses.

En todo Japón se registraron ese día 2.638 casos, por encima de dos millares por primer vez en más de dos meses, un ritmo de aumento que ha generado preocupación por lo que podría ser la sexta ola de covid en el archipiélago en medio de la propagación de la variante ómicron en el territorio.