J.G. Périot analiza el abandono de la clase obrera en “Regreso a Reims”

0
18
669481

FESTIVAL SAN SEBASTIÁN

San Sebastián (España), 20 sep (EFE).- Jean-Gabriel Périot analiza el abandono de la clase obrera en Francia y la migración del voto de izquierda a la ultraderecha en “Regreso a Reims”, una película que ha presentado en la sección Zabaltegi del Festival de San Sebastián.

A caballo entre el documental, la ficción y el cine experimental, el filme se basa en la novela homónima del filósofo y historiador francés Didier Eribon, que combina autobiografía y ensayo en un ejercicio de reconciliación con su propio pasado.

Périot comparte la experiencia del tránsito de clase con Eribon, de orígenes humildes y provincianos al mundo artístico e intelectual parisino, con 20 años de diferencia y con la distinción que el cineasta ve preciso hacer entre clase obrera y proletaria, de la que él procede.

“La clase obrera está ligada a cierto tipo de industria -la fábrica, la mina, la cantera- donde se desarrolla un fuerte espíritu de grupo, pero hay otro tipo de pequeños empleos, empobrecidos que prefiguran el proletariado actual y que están más aislados”, ha señalado a Efe.

“Políticamente, uno de los errores de la izquierda ha sido dirigirse a los obreros y olvidar al resto”, opina.

La película, que debutó en la pasada Quincena de los Realizadores de Cannes, está construida a partir de material de archivo. Périot pone a dialogar el texto de Eribon, leído por la actriz Adèle Haenel (“Portrait of a Lady on Fire”, 2019), con imágenes de archivo del movimiento obrero francés procedentes de los fondos del Partido Comunista y sindicatos, así como de la televisión y extractos de películas de ficción.

“La estrategia principal de montaje era encontrar archivo que no ilustrara el texto sino que lo reemplazara -para aligerarlo- y por otro lado dar con imágenes que compartieran el registro de lo que se cuenta pero a la vez se abriera a otros significados”.

La estructura consta de dos partes, la primera se centra en la historia más íntima y personal de Eribon y sirve para entender la segunda, dedicada al análisis político.

Périot afirma que la llegada de los socialistas al poder supuso una “traición” y una “desvalorización” del movimiento obrero cuya consecuencia al cabo de los años fue el ascenso al poder del Frente Nacional.

“La única que habla ahora de lucha de clase, de libertad sindical, del pueblo, es Marine Le Pen, mientras que la izquierda no se reapropie de su lenguaje tradicional no podrá recuperar su electorado, porque los mensajes medioambientales no son suficientes, la gente necesita que hablen de la dificultad de encontrar empleo, de los salarios y la única que lo hace ahora es Le Pen”, sostiene.

Périot también ve necesario recuperar un sentimiento de pertenencia de grupo. “Las condiciones de trabajo han cambiado, ya prácticamente no existe ese lugar colectivo de encuentro, la gente está atomizada en pequeñas empresas o trabajos individuales”.

En ese sentido ve esperanzador el movimiento de los chalecos amarillos que se formó en Francia hace tres años. “Se han dado cuenta de que tienen más cosas en común que diferencias, gente con distintos oficios y formas de vida pero con la misma dificultad para llegar a fin de mes, el mismo miedo al futuro y la misma desvalorización”.

“Pero para que sea eficaz es necesario que tenga una traducción institucional, sin eso no habrá cambio”, remata.

Magdalena Tsanis