Israel supera los 8.000 casos diarios de coronavirus y sopesa endurecer el cierre

0
6
383864

CORONAVIRUS ISRAEL

Jerusalén, 5 ene (EFE).- Israel superó el lunes las 8.000 infecciones por coronavirus, la cifra más alta desde septiembre, lo que supone un aumento exponencial de la morbilidad, por lo que el Gobierno sopesa endurecer el confinamiento, mientras prosigue su rápida campaña de vacunación.

El país registró 8.308 casos nuevos este lunes, tras realizar más de 110.000 test, de los cuales el 7,7 % salieron positivos, informó hoy el Ministerio de Sanidad.

Se trata del número más elevado desde finales de septiembre y es un incremento importante en relación a los máximos alcanzados la semana pasada, cuando llegó a los 5.500 casos diarios pero sin sobrepasar los 6.000.

Pese al tercer confinamiento al que está sujeto desde hace poco más de una semana y su rápida campaña de vacunación, la tasa de contagios en Israel va progresivamente en aumento, y el Gobierno se reúne esta jornada para plantear un endurecimiento de las restricciones.

Este, según medios locales, podría incluir el cierre total del sistema educativo y la vuelta a la educación remota para los estudiantes, a los que en gran parte se permitió seguir atendiendo clases en escuelas e institutos pese al confinamiento.

En estos momentos, los israelíes no pueden alejarse a más de un kilómetro de su residencia, ni visitar a otras personas en sus casas, están cerrados los comercios no esenciales y restringida la presencialidad en los trabajos que operan al 50 %. Tampoco pueden reunirse más de 10 personas en interior y 20 en exteriores, pero estas medidas no han sido suficientes para aplanar la curva.

Inicialmente, las autoridades se marcaron reducir a mil los casos diarios para comenzar a levantar restricciones y oficialmente el confinamiento debe terminar este 10 de enero, pero probablemente se extienda durante dos semanas más.

Todo ello se produce mientras Israel sigue con su veloz proceso de vacunación. Es el país con el promedio de inoculados por habitante más alto del mundo: casi un 15 % de población (más de 1,3 millones) recibió ya la primera dosis de la vacuna.

Sin embargo, Sanidad estima que sus efectos no comenzarán a notarse hasta dentro de un mes y medio, por lo que el Gobierno pide no bajar la guardia hasta tener la situación bajo control.

Israel, con unos nueve millones de habitantes, acumula más de 450.000 contagios y 3.445 muertos desde el inicio de la pandemia, mientras que 764 personas permanecen hospitalizadas en condición grave.

Leave a Reply