Las islas cercanas a Tokio se preparan ante la llegada de piedras volcánicas

0
5
736857

JAPÓN VOLCÁN

Tokio, 17 nov (EFE).- Las islas de Izu, al sur de Tokio, han comenzado a registrar la llegada de pequeñas piedras volcánicas y se están preparando para los problemas que podrían causar en sus puertos, tras la erupción submarina del pasado agosto que afectó al sudoeste del archipiélago.

Varias islas que conforman el archipiélago de Izu, administrado por la capital japonesa, confirmaron la llegada de pequeñas cantidades de piedras pómez, por lo que se ha procedido a tomar medidas preventivas e instalar barreras de contención para evitar daños en los puertos, informaron hoy los medios locales.

Las piedras fueron divisadas en las islas de Shikinejima, Miyakejima y Oshima, esta última la más cercana a Tokio, a tan solo 120 km de la capital nipona y a 25 km de las costas de la península de Izu.

Según informó este miércoles la televisión local NHK, el gobierno de Tokio ha dispuesto un barco en aguas de las cercanas islas Izu para monitorear las mareas y posibles derivas, al mismo tiempo que se ha fortalecido la vigilancia en coordinación con las comunidades pesqueras.

Las pumitas, también conocidas como piedras pómez, flotan en el agua debido a su baja densidad y desde agosto han sido arrastradas por las corrientes hasta acumularse en diversos puertos de Okinawa y Kagoshima, al sudoeste del archipiélago oriental.

El mes pasado las autoridades de Okinawa retiraron toneladas de esta piedra volcánica, que fue acumulándose y paralizó las actividades pesqueras en 16 puertos, causó la muerte de millares de peces por ingestión y provocó daños en 40 barcos.

Se cree que las pumitas proceden del volcán subacuático Fukutoku-Okanoba, situado a más de 1.000 kilómetros de Okinawa, en el remoto archipiélago Ogasawara. El volcán registró una poderosa erupción el pasado agosto, y sus coladas terminaron formando un nuevo islote en la zona.