Irán dice que aún quedan por resolver “asuntos clave” del contencioso nuclear

0
14
527766

IRÁN NUCLEAR

Teherán, 19 may (EFE).- El negociador nuclear iraní y viceministro de Exteriores, Abás Araqchí, dijo este miércoles que ha habido “un buen progreso” en las reuniones en Viena pero que las delegaciones tienen que volver ahora a sus respectivas capitales para realizar consultas y resolver “los asuntos clave restantes”.

Antes de la reunión en la capital austríaca de la Comisión Conjunta del acuerdo nuclear con Irán de 2015, JCPOA por sus siglas en inglés, Araqchí explicó que quedan algunos temas importantes para cuya resolución es necesaria “más evaluación” antes de tomar decisiones.

“Esperamos que esto suceda en los próximos días para que podamos concluir sobre esos temas cuando lleguemos a la próxima ronda de conversaciones”, agregó el negociador iraní, citado por los medios oficiales locales.

Araqchí también se refirió a las reuniones a nivel de expertos celebradas durante las últimas dos semanas en Viena, en las que -señaló- “la situación era muy tensa”.

“Realizamos varias reuniones de forma bilateral y multilateral entre diferentes delegaciones a nivel de expertos. Durante estas discusiones tratamos de concluir, resolver o reducir las diferencias sobre temas de desacuerdo”, comentó.

El viceministro de Exteriores iraní aseguró se han dado pasos efectivos para redactar un borrador de acuerdo y que, por ello, ahora es el momento de regresar a las capitales para realizar “una consulta final y poder continuar con las negociaciones”.

Por su parte, el presidente iraní, Hasan Rohaní, prometió hoy en la reunión del gabinete que “las conversaciones de Viena terminarán con la victoria de la nación iraní” y, aseguró, que se han dado “pasos muy importantes en este sentido”.

Irán, Rusia, China, Francia, Alemania y Reino Unido, los actuales signatarios del JCPOA, iniciaron hace dos semanas la cuarta ronda de negociaciones en Viena para tratar de salvar el histórico pacto.

El objetivo es conseguir que Estados Unidos -que participa en las conversaciones de forma indirecta- levante las sanciones económicas que impuso a Irán en 2018, tras su retirada del acuerdo, y que, a cambio, el Gobierno iraní vuelva a cumplir con todos sus compromisos nucleares del JCPOA.

A comienzos de este año, Irán comenzó a enriquecer uranio a una pureza del 60 %, en violación del acuerdo, y limitó las inspecciones de los expertos del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

El OIEA alcanzó en febrero un acuerdo temporal con Irán para mitigar el impacto de estas nuevas limitaciones a las inspecciones, pero ese arreglo expira el próximo día 21, sin que se sepa por ahora si va a extenderse o no.

Ayer, unos 200 parlamentarios iraníes subrayaron en un comunicado que la condición principal para que Irán vuelva a cumplir con sus compromisos nucleares es “el levantamiento completo, verificable e irreversible de las sanciones estadounidenses”.