Inmigrantes en huelga de hambre hacen llamado a gobernador en domingo Pascua

0
13
474701

INMIGRANTES

Nueva York, 4 abr (EFE News).- Trabajadores inmigrantes en huelga de hambre hace veinte días en Nueva York celebraron hoy el domingo de Pascua con un servicio religioso frente a la oficina del gobernador Andrew Cuomo al que reclamaron que “abra sus oídos” y se “toque el corazón” y apoye el fondo de 3,500 millones que beneficiaría a los excluidos del estímulo económico federal.

“Haga palpitar su corazón por nosotros que estamos luchando contra la pandemia, por favor gobernador, hágalo”, dijo Eliana, una superviviente de la covid en huelga de hambre y que por 38 años ha sido vendedora ambulante.

“Tiene que aprobarse ese fondo para todos los excluidos que han hecho un sacrifico por este estado, por esta gran nación, que gracias a ella estamos aquí. Merecemos ese fondo para todos los huelguistas y la comunidad en general”, insistió.

Las mujeres, que componen a la mayoría de los huelguistas, acudieron arropadas con un paño banco y con una corona de flores y portaban carteles con mensajes como “Esenciales pero excluidos” y “Cuomo, ¿qué has sacrificado?.

El grupo se sentó frente a varias mesas con manteles de colores brillantes y platos vacíos, en un mensaje de que tampoco tienen comida en sus mesas porque están desempleados desde la pandemia o han perdido parte de los ingresos del hogar, y sin recibir ninguna ayuda económica por su estatus.

Los inmigrantes comenzaron la huelga como parte de una campaña con miras a que la legislatura estatal apruebe en el presupuesto un proyecto que propone el fondo de 3,500 millones de dólares que beneficiaría a indocumentados y otros neoyorquinos que estaban presos cuando el Congreso aprobó su estímulo económico.

Comités de la Asamblea y el Senado propusieron que el fondo sea de 2,100 millones y los inmigrantes tienen la esperanza que eso pueda cambiar y que sea incluido en el presupuesto que aún debaten.

El defensor del pueblo Jumaanie Williams y la asambleísta estatal Amanda Séptimo compartieron hoy con los inmigrantes, que también recibieron su comunión en forma de vino o jugo.

“Me duele que tengan que hacer una huelga de hambre para ser vistos como humanos”, afirmó Williams en su mensaje al grupo, que pernocta en una iglesia episcopal en Manhattan.

Mientras que Séptimo les señaló que hay algunos demócratas, que dominan ambos cuerpos, que están presionando contra este fondo.

“Esto no es caridad, se trata de dar a las personas lo que se merecen, lo que se han ganado”, señaló.

Por su parte José López, nuevo codiretor de Se Hace Camino Nueva York, parte de la coalición que apoya a los trabajadores, recordó que por más de un año éstos han estado excluidos del seguro de desempleo y el estímulo “y se han quedado sin ingresos”.

“Durante 20 días, los trabajadores excluidos en todo el estado de Nueva York han estado en huelga de hambre exigiendo dignidad y ayuda. ¿Qué se necesita para ver la humanidad de todos los neoyorquinos?”, cuestionó.

Los inmigrantes han dicho que continuarán en huelga hasta que se apruebe el presupuesto, lo que debió haber ocurrido para el 1 de abril.