México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dio inicio a la construcción del Tren Maya, una colosal obra de infraestructura y un “acto de justicia” que habrá de cambiar el rostro del empobrecido sureste mexicano.

“No es un capricho o imposición porque yo sea del sureste de México. (Esta obra) es sobre todo un acto de justicia, porque ha sido la región del país más abandonada”, apuntó el mandatario izquierdista, nacido en el estado de Tabasco, en una ceremonia simbólica de inicio de obra en Palenque (Chiapas).

Acompañado de representantes de los pueblos mayas, aseguró que en cuatro años logrará finalizar los más de 1.500 kilómetros de vías que contempla este tren que cruzará cinco estados; Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

El ferrocarril tiene una inversión estimada de unos 150.000 millones de pesos (unos 7.389 millones de dólares) y contará con 15 paradas que unirán puntos tan importantes como el balneario de Cancún o las ruinas de Palenque con otros municipios más desconocidos como Calakmul o Tenosique.

SHARE

Leave a Reply