Ingenieros inspeccionan escuelas de Puerto Rico para su reapertura tras sismo

0
98
192018

PUERTO RICO TERREMOTO

San Juan, 10 ene (EFE News).- Cerca de 50 ingenieros licenciados arrancaron a inspeccionar y evaluar las estructuras de las más de 800 escuelas públicas en Puerto Rico, para asegurarse de que están en condiciones para utilizarse, tras posiblemente sufrir daños por el terremoto de 6,4 grados que sacudió a la isla el martes pasado.

Así lo informó el secretario del Departamento de Educación (DE), Eligio Hernández, al detallar que las visitas a las escuelas comenzaron por la Oficina Regional Educativa (ORE) de Ponce, que integra los municipios de Gúanica, Guayanilla y Peñuelas, prácticamente los más afectados por el sismo del día 7 de enero.

Según detalló Hernández, el terremoto afectó, de forma preliminar, 24 centros educativos, todos en la región sur de la isla.

De estos institutos, la escuela Agripina Seda en Guánica quedó totalmente destruida, al caerle el tercer y segundo nivel al primero.

“Nuestra prioridad es la zona sur, específicamente Ponce, Peñuelas, Guánica, Guayanilla, Yauco y Juana Díaz. Iniciamos también las visitas con personal especializado a la región de Mayagüez”, sostuvo Hernández.

“Es importante señalar que este proceso será uno detallado, serio y que lo que busca, sobre todas las cosas, es ofrecer seguridad a todas nuestras comunidades escolares”, enfatizó Hernández.

Para estos trabajos, la Oficina para el Mejoramiento de Escuelas Públicas (OMEP), adscrita al DE, contrató a tres compañías que, como requisito, debían tener ingenieros estructurales licenciados disponibles y que estuvieran en el registro de licitadores del gobierno.

Estas compañías son ROV Engineering Services, Benítez, Ramos y Asociados y E.A.S. & Associates, PSC.

Los contratos fueron otorgados por emergencia, bajo las normas y procedimientos aplicables de OMEP y luego de la firma de la orden ejecutiva de la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, quien declaró un estado de emergencia en la isla.

Hernández detalló que el DE preparó un formulario de inspección, que incluye la evaluación de la planta física, líneas de gas, tuberías de agua, cablería, entre otras áreas de infraestructura escolar.

Una vez completado el proceso, el personal especializado someterá un informe con recomendaciones al secretario, quien determinará qué planteles podrán abrir.

Al momento, se desconoce la fecha específica de la reapertura de las escuelas públicas.

“Debo aclarar que este proceso será detallado, porque estamos hablando de la seguridad de nuestros estudiantes y maestros. A principios de esta semana atrasamos el inicio del semestre escolar y ahora pedimos un espacio para completar este análisis”, sostuvo Hernández.

“Cuando este personal especializado culmine sus recomendaciones, las evaluaremos, haremos la toma de decisiones y lo informaremos a nuestras comunidades escolares. Todas las agencias a cargo de las inspecciones somos conscientes de que la prioridad es asegurar que los planteles estén seguros y aptos para abrir”, añadió.

Mientras, el Departamento de Educación destinó, de fondos discrecionales de la Oficina del secretario, un presupuesto para estas obras.

A su vez, la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI) contrató a Ingenium Professional Group para estos trabajos, y la Autoridad de Edificios Públicos (AEP), entretanto, continúa el proceso de contratación para complementar las obras.

Hernández indicó que tras las inspecciones en las escuelas en la región de Ponce, le seguirán las ORE de Mayagüez, Arecibo, Humacao, Caguas, Bayamón y San Juan.

Leave a Reply