Informe señala la vulnerabilidad de los nicaragüenses que huyen a Costa Rica

0
0
352502

COSTA RICA NICARAGUA

San José, 20 nov. (EFE).- Un informe divulgado este viernes señala una serie de vulnerabilidades y riesgos que enfrentan los miles de nicaragüenses que migraron hacia Costa Rica para huir de la crisis sociopolítica de su país, así como el peligro que corren al utilizar pasos fronterizos ilegales.

La investigación de la Fundación Arias para la Paz y el Progreso Humano, del Nobel de la Paz Óscar Arias, indica que unos 80.000 nicaragüenses han solicitado refugio en Costa Rica desde abril de 2018, cuando estalló la violenta crisis en Nicaragua derivada de la represión del Gobierno de Daniel Ortega a las protestas en su contra.

“A través de las entrevistas realizadas se evidencia la represión que (en Nicaragua) vivió la población solicitante de refugio, posterior al 18 de abril del 2018. Se destacan la amenaza, asesinato de familiares o amigos, persecución, imputación de delitos no cometidos y constante acoso de camionetas con paramilitares alrededor de sus casas”, denuncia el informe.

El estudio detalla que los principales riesgos que enfrenta la población nicaragüense al cruzar frontera de manera irregular son “ser interceptado por autoridades nicaragüenses y “en caso de ser solicitantes de refugio ser revictimizados, abusados, encarcelados, capturados, golpeados o hasta perder la vida por haber apoyado el movimiento contra el gobierno”.

En los puntos ilegales de la frontera existen otros riesgos señalados por los migrantes como asaltos, abusos, extorsiones, estafas, secuestros y trata de personas.

“Hay casos en el que los coyotes (traficantes de personas) les abandonan a su suerte sin importar si van con personas menores de edad, sin importar si ya pagaron por el apoyo para el cruce de fronteras, sin importar nada”, concluye el informe.

Una vez en Costa Rica, los nicaragüenses enfrentan dificultades para encontrar trabajo, lo que se ha agravado este año con la pandemia de la covid-19.

“Una gran cantidad de nicaragüenses solicitantes de refugio actualmente no tienen las posibilidades de tener una alimentación digna, vestimenta, atención médica, trabajo decente, vivienda digna; algunos viven en condición de calle y se insertan en actividades informales”, denuncia la investigación de la Fundación Arias.

El documento también señala que durante la pandemia “la discriminación hacia la población nicaragüense se ha incrementado, los medios de comunicación y las redes sociales se han encargado de difundir noticias culpando a la población nicaragüense del incremento de casos de covid-19”.

Esta investigación abarcó trabajos de campo, entrevistas a migrantes, grupos focales y entrevistas a autoridades costarricenses.

El estudio recomienda a las autoridades de Costa Rica acciones para garantizar los derechos de las personas migrantes y solicitantes de refugio, combatir el tráfico ilícito y la xenofobia, capacitar al personal de migración y policial, hacer los procesos de regularización migratoria más accesibles, entre otras.

Históricamente Costa Rica ha sido uno de los principales destinos de los migrantes nicaragüenses en busca de huir de las crisis políticas o económicas en su país, o para buscar trabajo.

Costa Rica es un país de 5 millones de habitantes, de los cuales cerca del 10 % corresponde a migrantes, la mayoría nicaragüenses.

Leave a Reply