Infecciones por coronavirus en Reino Unido vuelven a niveles de antes del verano

0
2
505824

CORONAVIRUS R.UNIDO

Londres, 30 abr (EFE).- Las infecciones por coronavirus en el Reino Unido se sitúan de nuevo en los niveles registrados a finales del pasado verano, con alrededor de una de cada 1.000 personas infectadas, según informó este viernes la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

En la semana que terminó el pasado 24 de abril, los contagios de covid-19 bajaron en las cuatro naciones del Reino Unido -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte- y fueron 20 veces menores que el pasado enero, conforme a estos datos oficiales.

Este organismo, que llevó a cabo una selección aleatoria de miles de personas, estimó que unos 66.000 ciudadanos en el Reino Unido habrían dado positivo a mediados de abril, una cifra menor que la calculada para la semana previa y mucho menor que la de 1,25 millones infectados en el momento álgido de la segunda ola, el pasado enero.

Entre los datos revelados hoy, figura asimismo que en la semana que finalizó el pasado día 24, 1 de cada 1.010 personas en Inglaterra se infectó con el virus, frente a 1 de 610 que lo hizo la semana previa; mientras que en Gales, 1 de cada 1.570 se infectó, comparado con 1 de cada 840 la semana previa.

En Irlanda del Norte, según esto, 1 de cada 940 se infectó durante ese periodo, frente a 1 de 660 la semana previa, y en Escocia, 1 de cada 640 se infectó en esa semana, frente a 1 de 560 la semana previa.

En el caso de Inglaterra, se trata de la cifra más baja registrada desde la semana que terminó el pasado 5 de septiembre -cuando se estimó que se infectó 1 de cada 1.400 personas mientras que también es la más baja para Gales, desde el 10 de septiembre.

Paul Hunter, profesor de medicina de la Universidad de East Anglia, valoró hoy que estos datos confirman el declive de casos diarios detectado en todo el Reino Unido y representan una evidencia de que la reciente relajación de las normas de restricción no ha tenido un impacto negativo.

“No ha habido, de hecho, ninguna evidencia de un incremento en el riesgo de transmisión y da seguridad que, al menos por ahora, parece que la actual hoja de ruta continúa como objetivo”, señaló Hunter.

Otros expertos, en cambio, son más cautelosos al advertir de que se debe tener en cuenta la posible propagación de nuevas variantes.

El número R -de transmisión del virus- en Inglaterra se sitúa ahora entre el 0,8 y el 1,1, de acuerdo con las últimas cifras oficiales proporcionadas por el gobierno.

Por encima de 1 se considera que un brote puede crecer de manera exponencial y, en cambio, por debajo de ese número significa que la epidemia está disminuyendo.

La información de la ONS se conoce al tiempo que un nuevo estudio difundido en este país encontrara que muy pocas personas fueron ingresadas en un hospital a causa del virus varias semanas después de haberse inoculado la primera dosis de la vacuna.

Más de la mitad de toda la población británica ha recibido ya la primera inyección de la vacuna.