Indocumentados en Virginia pueden solicitar ya su licencia de manejo de autos

0
850
785111

VIRGINIA LICENCIAS

Washington, 3 ene (EFE).- Los inmigrantes indocumentados en el Estado de Virginia pueden, desde este lunes, solicitar una licencia para manejar vehículos al entrar en vigencia una ley aprobada en 2020 por la Legislatura estatal.

“Necesitamos un documento de identificación para la compra de un auto, para el alquiler de un apartamento, para abrir una cuenta bancaria, para recoger una receta médica e incluso para matricular a nuestros niños en la escuela”, dijo la representante Elizabeth Guzmán.

Con esta ley, Virginia se suma a otros 15 estados que permiten que los inmigrantes indocumentados obtengan licencia para conducir vehículos automotores, y se calcula que unas 300.000 personas califican para recibirla.

Según datos de la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales (NCSL), los otros estados son California, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawaii, Illinois, Maryland, Nevada, Nueva Jersey, Nuevo Mexico, Nueva York, Oregon, Utah, Vermont y Washington, así como el Distrito de Columbia, donde se encuentra la capital del país.

“Esta nueva ley permitirá que los virginianos no documentados participen más plenamente en nuestras comunidades”, añadió la legisladora demócrata, quien fue una de las promotoras de la legislación.

“Muchos de nuestros vecinos indocumentados han trabajado para mantener a Virginia funcionando durante la pandemia, y el otorgarles la dignidad de un documento de identidad emitido por el estado da el mensaje de que se les considera y se valoran sus contribuciones”, agregó.

Pueden solicitar esa licencia los extranjeros no documentados que hayan residido en Virginia por al menos 12 meses, presenten documentación de ingresos regulares por trabajos en el estado o son dependientes en una declaración de impuestos.

El trámite cuesta 50 dólares y los solicitantes deben presentar dos documentos de identidad que pueden ser pasaportes o documentos consulares, y dos pruebas de su residencia en Virginia tales como contrato de alquiler o préstamo hipotecario de la vivienda, o facturas de servicios como el agua o la electricidad.