Phoenix.- Un indocumentado de origen mexicano y padre de cinco hijos, uno de ellos enfermo de cáncer, se refugió en una iglesia de Phoenix, Arizona, ante la amenaza de ser deportado.

Jesús Berrones, que vive en el país desde que tenía menos de dos años de edad, se refugió el viernes en la iglesia Shadow Rock United Church of Christ, uno de los templos adscritos al movimiento santuario, tras ver rechazado un día antes por parte del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) una extensión de su estancia.

Desde su refugio en el templo, señaló que ICE le había ordenado que se presente en sus oficinas el lunes, posiblemente para ser deportado.

Berrones llegó a Estados Unidos de la mano de sus padres en 1989, cuando todavía no cumplía los dos años. A los 19 años fue detenido por conducir con una licencia falsa y deportado a México, tras lo cual reingresó ilegalmente al país hasta en dos ocasiones para reunirse con su familia.

En 2016, ICE le concedió a Berrones una suspensión de su expulsión, iba a ser la tercera, ante la enfermedad de su hijo de 5 años, quien desde ese año lucha contra la leucemia y recibe sesiones de quimioterapia.

Leave a Reply