Lima.- Los círculos políticos peruanos y los principales medios de comunicación expresaron su indignación por el pedido de asilo planteado por el expresidente Alan García (1985-1990, 2006-2011) a Uruguay, en medio de una investigación fiscal en su contra por aportes de la empresa brasileña Odebrecht.

Los parlamentarios en Perú manifestaron su rechazo al pedido del exmandatario, el mismo día en que se dictó una orden de impedimento de salida del país, porque representa una movida para frustrar la acción de la justicia en el sonado escándalo de sobornos de Odebrecht.

El legislador de Acción Popular, Yonnhy Lescano, dijo que “el reincidente Alan García nuevamente se asila para evadir las acusaciones de corrupción”, al recordar el asilo que obtuvo de Colombia en 1992 tras el “autogolpe” de Alberto Fujimori.

Un integrante de la Comité Político del partido de García, Omar Quezada, declaró a la prensa que “se estaba urdiendo una detención contra el presidente García sin ningún elemento” y que eso “el partido no lo iba a permitir”.

SHARE

Leave a Reply