Indígenas canadienses piden la intervención de la Corte Penal Internacional

0
5
595437

CANADÁ

Toronto (Canadá), 15 jul (EFE News).- La jefa de la Asociación de Primeras Naciones de Canadá (AFN), que agrupa a un millón de indígenas del país, RoseAnne Archibald, dijo este jueves a Efe que la Corte Penal Internacional tiene que investigar los “crímenes” cometidos contra la población infantil indígena en internados gubernamentales.

Archibald, que participó hoy en la presentación de un informe sobre el hallazgo en mayo de unas 200 posibles tumbas sin identificar de niños indígenas en una antigua residencia escolar en la localidad de Kamloops, en el oeste de Canadá, explicó que no es suficiente la investigación del Gobierno o la Policía de Canadá porque formaron parte en el “genocidio” de la población aborigen.

Archibald dijo a preguntas de Efe que las cerca de 1.300 tumbas sin identificar localizadas de momento en cuatro de las centenares de residencias escolares que Canadá estableció entre 1890 y 1997 para internar a la fuerza a la población infantil indígena del país, son “escenas de crímenes”.

La jefa de la AFN declaró que es necesaria “una investigación independiente” porque “la Policía Montada tomó parte en arrancar a los niños de sus familias y comunidades”, por lo que se necesita “algún tipo de investigador independiente en este proceso”.

Archibald añadió que también es necesaria “la investigación internacional de estos crímenes”.

“Recientemente -reveló- aprobamos una resolución para que la Corte Penal Internacional esté envuelta en este proceso. Absolutamente tiene que haber una investigación”.

El informe presentado hoy sobre la residencia escolar de Kamloops confirma que el radar de penetración de terreno ha identificado alrededor de 200 presuntas tumbas sin identificar que contendrían en su mayoría los restos de niños desaparecidos durante su estancia en el internado.

La doctora Sarah Beaulieu, especialista en el uso del radar de penetración de terreno para localizar restos de soldados de la Segunda Guerra Mundial, reveló hoy que en el lugar donde se han detectado las tumbas sin identificar en Kamloops han aparecido la costilla y el diente de un menor.

Beaulieu explicó que los datos del radar de penetración de terreno tienen que ser confirmados ahora con la excavación de lugar.

Según la tradición oral de los indígenas tk’emlúps te secwépemc, en cuyo territorio está situada la antigua residencia escolar de Kamloops, niños que en algunos casos solo tenían seis años de edad, fueron utilizados para excavar agujeros en los que luego fueron enterrados niños muertos en el internado.

La jefa de los tk’emlúps te secwépemc, Roasnne Casimir, solicitó hoy al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y a la orden religiosa Misioneros Oblatos de María Inmaculada, que gestionó la residencia escolar de Kamloops, que entreguen los registros de los niños que fueron internados en la institución para poder ayudar a la identificación de los restos.

El sistema de residencias escolares fue establecido en el siglo XIX por el Gobierno canadiense para asimilar a la población indígena del país y erradicar las culturas aborígenes.

Entre 1890 y 1997 alrededor de 150.000 niños indígenas fueron internados a la fuerza en centenares de residencias escolares repartidas por todo el país. En los internados, los niños sufrieron abusos físicos, psicológicos y sexuales de forma sistemática. Miles de ellos murieron en las residencias escolares.