La covid da un pequeño respiro a la India acompañado de ayuda internacional

0
5
501176

CORONAVIRUS INDIA

Nueva Delhi, 27 abr (EFE).- La grave crisis sanitaria por la pandemia que vive la India tuvo este martes un pequeño respiro, al confirmarse el primer descenso de contagios y muertes en varios días tras récords sucesivos, mientras la comunidad internacional envía ayuda y observa con preocupación el colapso hospitalario en el país.

La India reportó un leve descenso de casos tras una semana al alza, con un total de 323.144 positivos en las últimas 24 horas, casi 30.000 casos menos que ayer, cuando se anotó un nuevo récord de infecciones en el país asiático.

La cifra de fallecidos también experimentó una bajada después de 14 días rompiendo máximos históricos, registrando 2.771 muertos, 41 menos que en la pasada jornada, que elevan el total desde el inicio de la pandemia hasta los 197.894.

Esta incidencia se produce durante la peor fase de la pandemia en la India, manteniendo al país como el segundo más afectado en términos absolutos por detrás de Estados Unidos, con 17,6 millones de infecciones, y el primero con la mayor alza de casos.

AYUDA INTERNACIONAL EN CAMINO

La gravedad de la crisis sanitaria sitúa al país en el epicentro global de la pandemia, dejando imágenes de hospitales saturados y masivas cremaciones que han despertado el apoyo internacional.

Por este motivo, varios países anunciaron durante los últimos días su compromiso por destinar material sanitario a la India para aliviar la presión hospitalaria.

Entre estos envíos está la llegada esta mañana de un cargamento con suministros médicos procedente de Reino Unido, que incluye 100 ventiladores y 95 concentradores de oxígeno, según anunció el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores indio, Arindam Bagchi.

A esta llamada de auxilio se suma China, que notificó este martes el envío de 8.000 compresoras de oxígeno a Nueva Delhi desde Hong Kong y de otra remesa de 10.000 que llegará a la India próximamente.

Asimismo, la Unión Europea informó en un comunicado este martes que tiene previsto efectuar un envío en los próximos días de ayuda gracias al apoyo inicial de Irlanda, Bélgica, Rumanía, Luxemburgo, Portugal y Suecia.

Este envío incluye 20.000 litros de oxígeno semanales, 75 cilindros de oxígeno, casi 800 concentradores de oxígeno, más de 500 ventiladores de respiración asistida, y 9.000 dosis del antiviral contra la covid Remdesivir, entre otros.

“La UE se solidariza plenamente con el pueblo indio y está lista para hacer todo lo posible para apoyarlo en este momento crítico”, apuntó el comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic.

Además, el primer ministro de la India, Narendra Modi, mantuvo anoche una conversación telefónica con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para ratificar el compromiso de ayuda del país norteamericano, según confirmó el mandatario indio en Twitter, sobre todo en el envío de “materias primas para vacunas y medicamentos”.

EL OXIGENO, UNA CARRERA DE FONDO

El rápido avance de la covid en el país asiático, que en cuestión de semanas ha multiplicado la tasa de contagios dramáticamente, ha provocado una crisis de suministros que ahoga a algunas de las regiones más golpeadas, como Nueva Delhi o la occidental Maharashtra.

La capital india registró este martes 20.201 nuevos positivos y 380 muertes, mientras que Maharashtra, cuya capital es Bombay, sigue encabezando la lista de regiones más afectadas por la covid-19 tras anotar 48.700 casos y 524 fallecidos en las últimas 24 horas.

El jefe de Gobierno capitalino, Arvind Kejriwal, anunció este martes que, para resolver los severos problemas de oxígeno que presenta Nueva Delhi, han decidido “importar 18 tanques de oxígeno de Bangkok”, que comenzarán a llegar a partir de mañana.

Además un primer tren de “oxígeno express” llegó esta mañana a Nueva Delhi con unas 70 toneladas de oxígeno, para tratar de aliviar la crisis de esta ciudad de 20 millones de habitantes que requiere de casi 400 toneladas diarias.

CIERRE DE FRONTERAS

Mientras el país sufre sus semanas más duras por la pandemia, varios países han decidido cerrar sus fronteras y aumentar los controles en los aeropuertos para evitar la posible propagación de las variantes que afectan a la India, como la británica o la doble mutante indígena.

España anunció este martes la imposición de una cuarentena de 14 días obligatoria para todas las personas procedentes de la India, dado que no existen en la actualidad vuelos directos con el país asiático.

Mientras, países como Francia y Reino Unido, que operan vuelos directos con la India, han aumentado los controles en los aeropuertos para los pasajeros procedentes de este país.

A esta lista, se suman naciones como Australia, Irán, Emiratos o Canadá, que decidieron suspender cualquier vuelo procedente de la India.

Ante esta situación la nación asiática concentra toda su esperanza en una campaña de vacunación en la que, hasta el momento, se han administrado 145 millones de dosis desde que comenzó el pasado enero, 3,3 millones de ellas en las últimas 24 horas.

Pese a que el ritmo de inoculaciones ha sido menor al esperado durante los primeros 100 días de campaña, el país espera aumentar el ritmo a partir del próximo 1 de mayo, tras abrir la vacunación a todos los grupos de población mayores de 18 años.

Mikaela Viqueira