Indagan trastorno de panteras y linces en Florida que les impide caminar bien

0
35
161197

EEUU ANIMALES

Miami, 21 ago (EFEUSA).- Vídeos de panteras y linces en su estado natural en Florida, en los que se les ve con dificultades para caminar, tienen en alerta a las autoridades ambientales estatales, que investigan si se trata de un trastorno neurológico, recogen este miércoles medios locales.

“Todos los animales afectados han exhibido algún grado de marcha anormal o dificultad para coordinar sus patas traseras”, precisó la Comisión de Conservación de Fauna y Flora de Florida (FWC, en inglés) en un comunicado.

La agencia estatal ha confirmado el daño neurológico en un lince y en una pantera de Florida, ésta última considerada una especie en peligro de extinción en el estado, en el que se calculan hay entre 120 y 230 ejemplares.

Esta dependencia analiza si el problema se debe a toxinas, entre ellas un pesticida neurotóxico para ratas, enfermedades infecciosas o deficiencias nutricionales.

Los vídeos de estas panteras y linces fueron tomados por cámaras colocadas por las autoridades ambientales que vigilan la vida salvaje en los condados Collier, Lee, Sarasota y Charlotte, en la costa oeste de Florida.

Gil McRae, director del Instituto de Investigación de Pesca y Vida Silvestre de FWC, dijo que han descartado numerosas enfermedades y posibles causas, pero aún “no se ha determinado una causa definitiva”.

Señaló que aunque es “relativamente pequeña” la cantidad de animales que exhiben los síntomas están aumentando los esfuerzos de vigilancia para determinar la gravedad del problema, y con la ayuda de expertos internacionales.

La FWC ha capturado imágenes de ocho panteras, en su mayoría crías, y un lince adulto con diversos grados de esta condición, en los que se les ve cojeando, tropezando e incluso arrastrándose por el suelo.

La agencia estatal hizo un llamado a los ciudadanos a enviar videos de estos animales enfermos para documentar el trastorno que les afecta.

Las panteras de Florida se encuentran en su mayoría al sur del Lago Okeechobee, en el centro de Florida, pero se hallan también en toda la península floridana e incluso en el estado vecino de Georgia.

Hasta ahora, las mayores causas de muerte de estos felinos en el estado son los accidentes de tránsito y agresiones entre ellos mismos.

SHARE

Leave a Reply