Chicago, IL.- El alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, denunció que el Gobierno del presidente Donald Trump no respeta las órdenes judiciales al insistir en su presión a las ciudades que ofrecen ‘santuario’ a los indocumentados con recortes de fondos federales.

“Dos jueces federales bloquearon el intento del Departamento de Justicia de utilizar una subvención federal para chantajear a las ciudades santuario”, declaró Emanuel en un comunicado.  “Ahora doblan la apuesta y nos quieren imponer condiciones nuevamente con otra subvención”, señaló el alcalde, que el pasado lunes recibió 3,1 millones de dólares para la contratación de policías, fondos que no puede gastar a menos que demuestre su disposición de colaborar en tareas de inmigración.

“Tengo un mensaje para el presidente Trump: los valores de Chicago no están a la venta, seguiremos siendo una ciudad que acoge y protege a todos los inmigrantes”, afirmó.

Leave a Reply