“HurriKane”

0
4
552746

FÚTBOL EUROCOPA/PROTAGONISTA

Londres, 9 jun (EFE).- Harry Kane, apodado HurriKane por los amantes de las canciones de Bob Dylan, es una de las mayores figuras de la Eurocopa y una de las que se juega su futuro durante el campeonato. El aspirante a ser el máximo goleador de la selección inglesa no luchará solo por dar a su equipo la primera Euro, sino también para lucirse y encontrar un nuevo destino alejado del Tottenham Hotspur.

Kane, en la plenitud de su carrera, ya ha comunicado su deseo de abandonar a los ‘Spurs’. ¿La razón? La incapacidad de Daniel Levy y su directiva de rodearle de un equipo ganador. Tiene compañeros a su mismo nivel, como Heung-min Son, pero el Tottenham ha demostrado ser incapaz de plantar cara a sus máximos rivales en Inglaterra, además de completar una sonrojante actuación en Europa.

Diez años después de su debut, Kane está preparado para despegarse del equipo de su vida y la Eurocopa es la mejor oportunidad para inflar aún más su precio. El inglés llega con la Bota de Oro debajo del brazo, con 23 tantos en la Premier League, y con la tarea de acercarse al galardón de máximo goleador histórico de Inglaterra.

Ahora mismo ocupa la sexta posición, con 34 goles; a siete de Michael Owen, ocho de Jimmy Graves, trece de Gary Lineker, dieciséis de Bobby Charlton y a 19 de Wayne Rooney. Con 27 años (cumplirá 28 en julio), Kane tiene la oportunidad de ser el mejor de la historia de la selección e incluso, si decidiera quedarse en las islas, de ser el máximo artillero de la historia del fútbol inglés, puesto que sus 159 tantos ya miran de reojo a la marca de 260 establecida por Alan Shearer.

En Inglaterra asume el rol de ‘nueve’ puro, una figura en peligro de extinción. El problema de su selección es si serán capaces de surtirle de suficientes balones para que vea portería y si su sola presencia hará los goles necesarios para avanzar en el torneo. Porque fuera de Kane, Inglaterra tiene poco gol. En los últimos tres partidos, han hecho cinco goles, dos para Kane, tres para el resto.

Su suplente, Dominic Calvert-Lewin ha marcado tres goles desde mediados de febrero, mientras que el resto de jugadores que ha llevado Gareth Southgate son de perfil muy distinto. Al final todo se resumirá en Kane. Al menos tiene ya en sus hombros la experiencia de Rusia, donde fue el máximo goleador del torneo, con seis tantos, aunque la mayoría logrados en la fase de grupos y ante equipos menores.

Lo mismo le puede pasar en esta Euro, donde las casas de apuestas le sitúan favorito a la Bota de Oro, impulsado por el, a priori, cómodo grupo con República Checa, Croacia y Escocia. Tres encuentros que deberían ser tres victorias para Kane y los suyos y que después le emparejará con los ‘cocos’. Alemania, Portugal o Francia (o Hungría) se cruzarán con Inglaterra en octavos y ahí será el momento de que Kane dé el paso al frente.

Su único punto débil reside en el tobillo, el mismo que le ha hecho perderse 17 encuentros en las últimas tres temporadas y que siempre es motivo de preocupación cada vez que se echa la mano a él.

Aun así, en Kane residen muchas de las esperanzas para unos ingleses que nunca han alcanzado la final del torneo y cuyo tope son las semifinales. Escaso botín para los creadores del fútbol.

Manuel Sánchez Gómez

552746