•“El amor no debe doler”, es una frase común, pero para muchos sobrevivientes de violencia doméstica,  el camino recorrido para asimilar  el significado es muy doloroso y ha dejado marcas en sus cuerpos, alma y mentes.

Por Norma Martínez | [email protected]

Jacksonville, FL.- El 3 de marzo se celebró el Stand Up & Stride 5K Walk and Run, una carrera y caminata  organizada por Hubbard House, institución  de ayuda a víctimas de violencia doméstica y a sus familias.

El evento, organizado para celebrar a los sobrevivientes de este mal social y que fue  libre de costo, reunió alrededor de 1.300 miembros de la comunidad en un fin común: crear conciencia sobre la violencia doméstica, las formas en que se manifiesta y los servicios disponibles para los que desean ponerle un alto y cambiar la forma llena de agresividad en  la que viven.

“Muchos piensan que la violencia doméstica es sinónimo exclusivo de golpes que dejan marcas físicas, pero la realidad es otra. La violencia verbal  deja marcas que no se detectan en el momento pero que causan tanto daño como la violencia física.  Cuando el agresor ataca verbalmente,  puede causar daño tan serio como el abuso físico, perjudicando considerablemente la autoestima de la pareja”, comentó Ana Martínez Mullen, abogada del proyecto de órdenes de restricción en Hubbard House.

Explicó Martínez que “hay muchas formas en que una relación puede tornarse violenta. Los sobrevivientes pueden ser  víctimas de abuso físico, verbal, emocional, económico y sexual por parte de su pareja íntima. Nosotros en Hubbard House ofrecemos el apoyo y la guía para que los sobrevivientes  puedan abandonar la relación violenta y sentirse apoyados  y con recursos que aligeren la  drástica situación de emergencia”.

La abogada agregó que en la organización se ofrecen  servicios a mujeres, hombres y niños, afectados por la violencia doméstica, ya que el impacto que causa vivir en una relación violenta deja marcas en todos los que comparten el entorno  familiar. “En Hubbard House trabajamos con la víctima para desarrollar un plan de acción de seguridad y ayudarlos en la transición a una vida libre de violencia”, explicó.

Seguridad de la víctima

El objetivo primordial en Hubbard House es actuar considerando la seguridad de la víctima y su familia, que en muchos casos enfrentan situaciones de vida o muerte.  El segundo objetivo es el proveerles una voz a las víctimas y ayudarles a desarrollar destreza que les permitan vivir una vida segura,  libre de violencia. Un tercer objetivo es diseminar información y educación para  lograr un cambio social que beneficie a toda la comunidad.

“El problema de la violencia doméstica no es sólo de los que se encuentran en la situación, la vida de un ser humano puede estar en las manos de un desconocido. Todos debemos  alertar a las autoridades si somos testigos de una situación de violencia doméstica,  ya que la acción inmediata puede ser lo que mantenga a un ser humano vivo, a niños con padres y a familias sin experimentar el luto de perder a un ser amado a manos de una pareja abusiva y mal tratante”, aclaró la abogada.

Ayuda gratuita

“Son muchos los programas que ofrecemos para beneficio de nuestra comunidad y nuestros servicios son gratuitos”, dijo Martínez.

La organización cuenta con  un refugio de emergencia al que las víctimas y los familiares que residen con ellos pueden acudir cuando se sienten en peligro y necesitan de un lugar seguro.

Además, cuentan con el Centro de Ayuda Comunitaria localizado en el 6629 Beach Boulevard, Jacksonville, Florida, para asistir a las víctimas, ofrecer apoyo psicológico y educar sobre la violencia doméstica para prevenir que esta suceda. Si desea llamar el teléfono es: (904) 400-6300.

Los niños que han estado expuestos a la violencia doméstica también son asistidos  por medio de un grupo educacional desarrollado de acuerdo a sus edades.

Por último, proveen servicios de rehabilitación  a los agresores que han incurrido  en conductas violentas y abusivas, a fin de propiciar un cambio en sus vidas mediante un programa de intervención llamado ‘Batterer’s Intervention Program’,  que dura 26 semanas.

“En el aspecto legal, tenemos ayuda para obtener una orden de protección”, dijo Martínez agregando  que “lo más importante es que en Hubbard House estamos presentes ofreciendo apoyo durante todo el proceso para que la víctima pueda romper con el círculo de violencia y abrir nuevas puertas a la independencia libre de abusos y maltratos”.

Si sufre violencia doméstica y necesita ayuda:

HUBBARD HOUSE
Outreach Center:
6629 Beach Boulevard,
Jacksonville, Florida
Teléfono: 904-400-6300
HOTLINE: 904-354-3114.

Leave a Reply