Austin.- El fiscal de distrito del condado Nueces, el hispano Mark Gonzalez, que también está en la lista de pandilleros en las bases de datos de la Policía por su pertenencia a un grupo de moteros, rompe estereotipos liderando su oficina con el tatuaje de “no culpable” grabado en el pecho y un origen muy humilde.

El fiscal nacido hace 38 años en Agua Dulce, un pequeño pueblo texano cerca de la ciudad costera de Corpus Christi, tiene un cargo generalmente ocupado en Texas por hombres blancos más mayores y con un pasado más cómodo.

“Estoy muy orgulloso porque represento a las personas que viven y trabajan al día para poder poner comida en la mesa para sus hijos; es una responsabilidad muy grande”, indicó durante una conferencia de fiscales de distrito celebrada en la capital de Texas.

Entre los numerosos tatuajes de Gonzalez destacan un grabado con y el nombre de su esposa Jana en la barriga al estilo Tupac, un conocido rapero estadounidense que fue asesinado a balazos en un hotel de Las Vegas tras una vida marcada por polémicas legales.

Leave a Reply