Héroes de la comunidad | Guisselle J. Smith

0
49

Guisselle J. Smith
Profesora de ESOL y español | Escuela secundaria Southside

¿Cuánto tiempo ha trabajado en las escuelas de Duval?
He trabajado desde agosto de 2017.

¿Ha tenido varios trabajos en las escuelas de Duval?
Comencé un club en la Academia de Liderazgo de Hombres y Mujeres Jóvenes, llamado Mujeres Jóvenes de Excelencia con una ex maestra. También he sido co-entrenadora del equipo de voleibol de niñas en la escuela secundaria Southside y, actualmente soy la entrenadora en jefe del equipo de softbol en la escuela secundaria Southside.

¿Cuáles son tus aficiones?
Me encanta cocinar, viajar y aprender diferentes culturas y me encanta bailar salsa.

¿Dónde te ofreces como voluntaria?
Me he ofrecido como voluntaria en el mando militar de mi esposo, he dado tutoría a estudiantes y adultos jóvenes que pueden necesitar ayuda adicional con las tareas escolares. También me he ofrecido como voluntaria en muchos programas deportivos y de clubes dentro de la comunidad.

¿Tienes familia?
Estoy felizmente bendecida de estar casada con mi maravilloso esposo David Smith, quien sirve a la Marina de los EE.UU. Juntos tenemos una familia combinada que incluye seis hijos increíbles: Neveah (15), Alexis, nuestro único hijo, (15), Dajanae (13), Gabriella (11), IIsabella (6) y Anabella (2).

¿Cuánto tiempo llevas viviendo en la zona?
Vivo en Jacksonville desde 2017.

¿De dónde te mudaste?
Me mudé de Virginia Beach, Virginia, debido a las órdenes militares de mi esposo.

¿Qué es lo que más disfruta de su trabajo?
Amo la oportunidad y la vocación que Dios me ha dado para educar y transformar la mentalidad fija de muchos estudiantes en una mentalidad abierta llena de inclusión y aceptación. También disfruto enseñar y ver a mis estudiantes desarrollar un impulso para aprender para que puedan convertir sus sueños en metas y emprendimientos futuros.

¿Cuál es tu experiencia?
Nací y crecí en la Ciudad de Panamá, Panamá. Cuando era niña, vivía en la pobreza extrema y veía a mi madre luchar para criar a tres hijos en un país que no ofrecía los mismos beneficios que se ofrecen aquí en los Estados Unidos. Sin embargo, mi madre tenía tres trabajos solo para darles a mis hermanos y a mí una educación decente.

Cada vez que veía a mi madre llorar porque no teníamos suficiente; Le preguntaría ¿qué puedo hacer? Ella siempre me dijo que me educara y aprendiera todo lo que pudiera porque sin educación no somos nada. Una vez que mi madre obtuvo sus títulos, la vida mejoró. Más tarde se casó con mi padre, quien nos adoptó a mis hermanos y a mí. Posteriormente nos mudamos a los Estados Unidos en el año 2000.

Una vez que me gradué de la escuela secundaria, fui aceptada en la Universidad Old Dominion, donde obtuve un título en Idiomas Extranjeros. Más tarde, volví a la escuela y obtuve mi maestría en educación especial en Regent University. Y después de casi nueve años en el campo de la educación, finalmente he vuelto a la escuela. Actualmente asisto a Liberty University y estoy trabajando en mi Doctorado en Liderazgo Administrativo y Educación.

¿Qué mensaje tienes para los latinos que están leyendo sobre ti?
Quiero que los latinos sepan que nunca debemos tener miedo de educarnos sin importar nuestro estado. Venimos a este país para darnos a nosotros mismos y a nuestros hijos la oportunidad de un futuro que no es posible en nuestros países.

Es por eso que debemos esforzarnos por educarnos tanto como sea posible y aprovechar la educación pública gratuita y los muchos programas que ofrecen. Aprender y educarnos ayuda a que nuestros sueños se hagan realidad.