Hernández dice en la OEA que criminales querían “robarle” la elección de 2017

0
18
47984

HONDURAS OEA

Washington, 28 feb (EFEUSA).- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo hoy ante la Organización de Estados Americanos (OEA) que pandillas y otros grupos criminales trataron de robarle las elecciones de 2017, en las que se proclamó vencedor y parte de la oposición alega que hubo fraude.

Ante el Consejo Permanente de la OEA, Hernández insistió en su postura: “En las elecciones del año 2017, las maras y pandillas junto a miembros del narcotráfico y junto a expolicías depurados operaron de forma sistemática, intimidando con violencia para impedir que la gente ejerciera el sufragio”.

En concreto, según el mandatario, la “agresión” logró intimidar a los votantes que le respaldaban a él y sus políticas para luchar contra la violencia y extorsión de las pandillas.

“Estos grupos criminales en su intento fallido de robar las elecciones sí lograron poner más estrecho el margen, y por esa vía (lograron) montar ataques cínicos a la legitimidad de la elección”, afirmó Hernández en un discurso ante el Consejo Permanente del organismo, con sede en Washington.

Según Hernández, 200.000 personas no pudieron votar debido a la “presión” de esas bandas delictivas.

“La intimidación fue selectiva (…) La lógica de los compromisos de los grupos criminales, maras, pandillas, narcotraficantes, policías depurados, fue de impedir el sufragio de la gente que iba a votar por el partido más dispuesto a enfrentar al mundo criminal”, subrayó.

Después de los comicios, celebrados el 26 de noviembre de 2017, Hernández ganó el reconocimiento de EE.UU. como presidente electo, aunque la misión de observación electoral de la OEA determinó que no se podía reconocer a ningún vencedor por las irregularidades del proceso.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, llegó incluso a pedir la repetición de las elecciones, aunque luego suavizó su postura.

En un intento por superar la crisis, entre marzo y diciembre de 2018 tuvo lugar un proceso de diálogo en el que se consiguieron algunos acuerdos, pero no se llegó a un consenso sobre puntos importantes como la reelección presidencial y la amnistía que se pedía para quienes fueron detenidos tras los comicios.

Además del proceso de diálogo, el año pasado, la OEA envió una misión a Honduras que tenía el objetivo de hacer un diagnóstico y presentar una propuesta de reforma electoral.

Por otro lado, la OEA y el Gobierno de Honduras firmaron en enero de 2016 un acuerdo para establecer dentro del país centroamericano la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), que ayuda en la lucha contra la corrupción.

Ese ente se creó con un convenio para que actuara durante un periodo de cuatro años, por lo que dejará de operar en enero de 2020 si el Ejecutivo hondureño no accede a renovar su mandato.

Preguntado por la prensa sobre si va a renovar la Maccih, Hernández contestó: “Bueno ese es un tema que está avanzando, falta mucho tiempo para tomar esa decisión, por el momento estamos trabajando bien”.

SHARE

Leave a Reply