Hernández agradece a médico hondureño en EE.UU. su aporte para tratar COVID

0
10
310109

CORONAVIRUS HONDURAS

Washington, 17 oct. (EFE News).- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, agradeció al médico y científico de su país, Miguel Sierra Hoffman, su aportación a la ciencia con la creación de tratamiento “Catracho” para la COVID-19 durante una visita esta semana a Texas (EE.UU.), informó un comunicado difundido este sábado por la embajada.

Hernández tuvo ocasión de reunirse durante su viaje con Sierra Hoffman y con el doctor Sidney Ontai, decano de la facultad de Family Practice de Texas A & M, dos autoridades en el tema de la COVID-19.

Sierra Hoffman es uno de los científicos hondureños que han creado el tratamiento “Catracho”, con el que el Gobierno de Tegucigalpa asegura que ha logrado reducir el número de muertos por la enfermedad y “cuya efectividad ha sido aceptada por la comunidad científica mundial”, dijo la nota.

El “Catracho” está compuesto por un cóctel de fármacos que incluye la colchicina, antiinflamatorios, tocilizumab, ivermectina, anticoagulantes y la hidroxicloroquina; sobre este último la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció en junio que ponía fin definitivo a los ensayos clínicos después de que se revocara su uso en EE.UU., uno de los países que más habían apostado por él, al comprobar que no reduce la mortalidad.

Esta semana el Gobierno de Perú, la nación con la tasa más alta de mortalidad y la octava del mundo en casos confirmados, retiró de su guía de tratamiento contra la COVID-19 una serie de medicamentos, entre los que figuraba la hidroxicloroquina la ivermectina tras comprobarse su ineficacia.

La decisión se produjo en mitad de una gran polémica, pues la jefa del departamento del Seguro Social de Salud (EsSalud), encargado de hacer un estudio en pacientes peruanos, fue despedida taxativamente tras trascender las conclusiones de la investigación.

El estudio afirma que el uso combinado de hidroxicloroquina y azitromicina en las primeras 48 horas de hospitalización incrementaría en 84 % más el riesgo de fallecer durante la hospitalización, 49 % más el riesgo de entrar en sala UCI y 70 % más de requerir oxígeno.

Por otro lado, la tocilizumab, que se suele emplear en la artritis reumatoide, se ha asociado con menor mortalidad en un estudio observacional realizado en pacientes con COVID-19 y estado hiperinflamatorio, informó en agosto el hospital Virgen Macarena de Sevilla (España), sobre un trabajo desarrollado en 60 centros sanitarios españoles.

A día de ayer, viernes, la pandemia de COVID-19 en Honduras había dejado 86.691 contagios a nivel nacional desde marzo, mientras que los muertos confirmados ascendían a 2.556, según el estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

Por otro lado, Hernández aprovechó su estancia en EE.UU. para hablar con el rector de la Universidad Nacional Autónoma Honduras (UNAH), Francisco Herrera, y confirmó que se hará un intercambio de pasantías para residentes de medicina Estados Unidos-Honduras.

Así, estudiantes hondureños podrán profundizar sus conocimientos en el área de la medicina y los estudiantes estadounidenses podrán conocer sobre enfermedades endémicas en Honduras y podrán poner en práctica sus estudios.

En su visita a Houston (Texas) Hernández mantuvo encuentros cara a cara con miembros del Consulado hondureño en este estado y, al mismo tiempo, una reunión virtual con el resto de funcionarios consulares en el país norteamericano.

Durante esos contactos, se abordaron asuntos migratorios de calado, como la vigencia del Estatus de Protección Temporal (TPS) y los esfuerzos para lograr una condición migratoria permanente.

El comunicado agregó que esas reuniones buscaron también “fortalecer los esfuerzos para proteger a la comunidad hondureña en EE.UU, incluidos aquellos nacionales hondureños afectados por la pandemia de COVID-19”.

Leave a Reply