Hermano del presidente hondureño escuchará mañana sentencia por narcotráfico

0
5
467952

HONDURAS NARCOTRÁFICO

Nueva York, 29 mar (EFE).- Un juez federal de Nueva York dictará mañana, martes, la sentencia por narcotráfico contra Juan Antonio “Tony” Hernández, hermano del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, en un caso en el que el Gobierno de Estados Unidos ha vinculado al mandatario hondureño con el tráfico de cocaína y ha descrito al país centroamericano como un “narcoestado”.

La Fiscalía le pidió al juez Kevin Castel, que preside el caso, que condene a Tony Hernández a cadena perpetua por “narcotráfico apoyado por el Estado”, así como a la restitución de 138 millones de dólares de “dinero teñido de sangre” obtenido a través de su organización criminal para el tráfico de estupefacientes y al pago de una multa de otros 10 millones de dólares.

Por su parte, la defensa de Tony Hernández le solicitó al magistrado que dicte la menor sentencia posible, 40 años de cárcel, y en un escrito dirigido a Castel ha politizado el proceso y ha acusado a la Administración estadounidense de querer forzar un cambio de Gobierno en Honduras.

“Este caso es uno más en una larga línea de desgracias de intervención en política exterior llevada a cabo por el Gobierno de Estados Unidos, esta vez en busca de un cambio de régimen a los niveles más altos en Honduras”, señaló el abogado de Hernández, Peter Brill, en una escrito dirigido al juez.

EL ACUSADO

Tony Hernández fue diputado en el Congreso hondureño entre 2014 y 2018 y fue detenido el 23 de noviembre de 2018 en el aeropuerto de Miami acusado de traficar cocaína con destino a EE.UU., posesión de armas y mentir a las autoridades estadounidenses.

Los fiscales acusan al hermano del presidente Hernández de operar durante 15 años una red de transporte de “al menos 185.000 kilogramos de cocaína” y corromper en el camino las instituciones hondureñas.

“El acusado llevó a cabo un impresionante nivel de distribución de drogas, comandó miembros de la Policía y las Fuerzas Armadas fuertemente armados”, recoge la petición del fiscal entregada al togado hace dos semanas, que también lo acusa de venta de armas a narcos, sobornos y operación de laboratorios de drogas en Colombia y Honduras.

El juicio arrancó el 2 de octubre de 2019 en el Tribunal Federal del Sur de Nueva York y el 18 de octubre del mismo año, fue declarado culpable de todos los cargos por los miembros del jurado que, durante el proceso, escucharon los testimonios de varios narcotraficantes como Victor Hugo Díaz Morales, alias “El Rojo”, y Alexander Ardón, alcalde del municipio de El Paraiso en la región hondureña de Copán.

Los testigos aseguraron haber pagado sobornos a Tony y Juan Orlando Hernández, y uno de ellos, de un millón de dólares, habría sido entregado en 2013 por el líder del cartel de Sinaloa, el mexicano Joaquín “el Chapo” Guzmán.

En la última carta enviada al juez, la Fiscalía, que también implicó a los expresidentes José Manuel Zelaya y Porfirio Lobo, detalló en 65 páginas cómo el hermano del presidente hondureño operó con impunidad, estuvo vinculado con asesinatos y llevaba una vida de lujos.

EL PRESIDENTE DE HONDURAS

El presidente de Honduras ha reaccionado en varias ocasiones durante este y otro proceso en Nueva York contra el narcotraficante hondureño Geovanny Fuentes Ramírez en el que también ha sido acusado de narcotráfico, negando las acusaciones de la Fiscalía.

Para Juan Orlando Hernández las afirmaciones de que había usado dinero del narcotráfico en su campaña de 2013, son” falsas y perversas”.

Tras conocerse el veredicto contra Fuentes Ramírez, el pasado 22 de marzo, Hernández reaccionó con un tuit en inglés y español criticando el proceso y calificándolo de un medio para redactar “titulares dramáticos para promover el falso testimonio de los narcos que derrotamos”.

“Cualquier narrativa sobre la batalla contra el narcotráfico en Honduras que omita la reducción sin precedentes del 95 % (datos oficiales de USA) que logramos, generalmente es solo un vehículo para titulares dramáticos para promover el falso testimonio de los narcos que derrotamos”, escribió el presidente de Honduras.