Hazaña o fracaso

0
2
452637

FÚTBOL LIGA CAMPEONES

Madrid/Londres, 16 mar (EFE).- Componer otra hazaña europea como la del año pasado ante el Liverpool, de nuevo contra un equipo inglés, el Chelsea y con un 0-1 adverso de la ida como ‘local’ en Bucarest (Rumanía), o asumir el fracaso de una eliminación son las dos opciones de un Atlético de Madrid obligado a ganar en Londres.

Su conservador planteamiento de la ida, en el exilio obligado por la pandemia en Bucarest, fue castigado por un bello gol de chilena del francés Olivier Giroud y no le ofrece otra opción que ganar. Un 0-1 iguala la eliminatoria y la trasladaría a la prórroga o los penaltis. Cualquier victoria con dos o más goles para el Atlético le llevaría a cuartos por el valor doble de los tantos visitantes.

Ante un Chelsea que lleva trece partidos sin conocer la derrota, tantos como se cuentan desde la llegada del alemán Thomas Tuchel a Stamford Bridge, el Atlético confía su futuro europeo a dos elementos en los que ha flaqueado últimamente: la contundencia ofensiva y la seguridad en defensa.

Después de irse de vacío en una cancha favorable como Getafe (0-0) donde hasta este sábado había marcado 34 goles en los últimos nueve años sin encajar ninguno, se antoja perentorio que el delantero uruguayo Luis Suárez rompa una de sus peores rachas: un lustro sin marcar fuera de casa en la Liga de Campeones, desde el 16 de septiembre de 2015 en Roma (1-1) cuando militaba en el Barcelona.

“Posiblemente sea el día indicado para que Luis corte esa racha que comentan, ¿no? ¿Por qué no? Mañana puede ser un día muy bonito”, apeló al optimismo este martes el entrenador argentino Diego Pablo Simeone, que confirmó la titularidad del portugués Joao Félix, más fuera que dentro en los últimos meses -suplente en siete de los últimos doce duelos oficiales- y en busca de una reivindicación.

La seguridad defensiva es otro elemento primordial para colocarse entre los ocho mejores equipos de Europa, y tampoco de ella va sobrado el Atlético, que ha encajado gol en diez de sus últimos doce encuentros oficiales.

Aunque ha trabajado un esquema 5-3-2 y un 4-4-2, parece que este último será el que coloque de inicio, con la entrada de un lateral ofensivo como el brasileño Renan Lodi en lugar del central Mario Hermoso. Completarán la zaga como centrales el uruguayo José María Giménez y el montenegrino Stefan Savic, con el inglés Kieran Trippier como lateral derecho.

Por delante estarán los centrocampistas Marcos Llorente, Jorge ‘Koke’ Resurrección, Saúl Ñíguez y el belga Yannick Carrasco, encargados de producir el juego para que Joao y Suárez se luzcan, en busca de otra noche británica de gloria como la de hace un año en Anfield Road (2-3), con Llorente de protagonista con sus dos goles en la prórroga que llevaron a su equipo a cuartos, aunque entonces llegaba a Liverpool con un 1-0 favorable. Ahora es al contrario.

La complicación de la empresa se ejemplifica en que, de 42 resultados de Liga de Campeones fuera de casa del Atlético con Simeone en el banquillo, solo le valdrían diez, con otros tres que le permitirían forzar la prórroga. Entre los precedentes más favorables, hay uno en Stamford Bridge, el 1-3 que llevó al Atlético a la final de Lisboa 2014.

Con una sensación completamente contraria miran desde Londres la eliminatoria. La inercia de la racha invicta de Tuchel les anima a soñar: elevar ese ciclo a catorce duelos sin perder supondrá que el Chelsea estará en los cuartos de final de la Liga de Campeones por primera vez desde 2014, precisamente el año que les eliminó el Atlético en semifinales.

El resultado que traen de la ida es corto, pero suficiente para el optimismo de unos ‘Blues’ que no pueden permitirse otro asalto a su feudo como el que protagonizó el año pasado el Bayern de Múnich, con una goleada sonrojante (0-3). Por eso desempolvó la cartera Roman Abramovich en verano y se dejó el dinero en traer a futbolistas como los alemanes Timo Werner y Kai Havertz, el marroquí Hakim Ziyech o el inglés Ben Chilwell.

Pero curiosamente a quien más echará de menos el Chelsea será a dos jugadores que ya estaban en la institución y que se perderán el duelo por acumulación de amarillas. La baja del italobrasileño Jorginho es la más sencilla de suplir para Tuchel, porque solo tendrá que meter al francés N’golo Kanté, venido a menos este año. El otro suspendido es el inglés Mason Mount, que fuera ojito derecho de Frank Lampard y que actualmente está siendo el mejor del equipo.

La amarilla en Budapest aparta al joven inglés de lucirse en Europa y deja su puesto preparado para que lo cojan Havertz o Ziyech, jugadores que no han dado el nivel esperado. Tampoco estará Tammy Abraham, aún renqueante de una lesión y que permitirá a Giroud tener la oportunidad de repetir la chilena que logró en la ida.

Pese al resultado, no es el Chelsea un equipo que opte por echarse atrás, pese a lo que pueda parecer con su defensa de cinco. Si por algo se caracteriza el modelo de Tuchel es por controlar el juego y la pelota. Cuanto más pase la pelota por las botas de los ‘Blues’, menos la tendrá el Atleti y más cerca estarán los cuartos de final. Por ahí pasan las opciones del Chelsea.

-Alineaciones probables:

Chelsea: Mendy; James, Azpilicueta, Christensen, Rudiger, Alonso; Kanté, Kovacic; Ziyech, Werner y Giroud.

Atlético de Madrid: Oblak; Trippier, Savic, Giménez, Lodi; Llorente, Koke, Saúl, Carrasco; Joao Félix y Luis Suárez.

Árbitro: Daniele Orsato (ITA).

Estadio: Stamford Bridge.

Hora: 21.00 (20.00 GMT).