La Navidad es una época maravillosa que incluye la colocación de decoraciones en tu hogar. Un punto que no debes olvidar es tus ventanas, que pueden convertirse en la mejor manera de decir al mundo cómo vives esta temporada.

Adornar las ventanas puede ser un saludo a los invitados a medida que llegan y los vecinos las verán desde la calle. También es agradable volver a casa después de un largo día de trabajo y ver las ventanas decoradas al acercarse.

Las ventanas permiten la aplicación de diversos estilos de decoración navideña. Por ello, las coronas navideñas decorativas no están fuera de las opciones para empezar a adornarlas.

Al adornar las ventanas con accesorios navideños, no olvides incluir la parte exterior. Coronas, maceteros y figuras de duendes y renos quedan perfectas en la base o pie del marco del ventanal, a la vez que funcionan igual de día, sin iluminación, que de noche, acompañadas por luces del color de tu tema para este año.

Las botas grandes, parecidas a las que colocamos en la chimenea u otros espacios de la casa, también son una buena herramienta para decorar ventanas con un estilo navideño. Combina este adorno con guirnaldas navideñas y otros accesorios coloridos.

A la hora de ambientar  estos escaparates cuando la luz del sol ya se ha ido, las velas son excelentes para la decoración de interiores y se ven hermosas cerca de las ventanas. Además de brindar luminosidad, las velas navideñas proponen un ambiente cómodo, tranquilo y relajante, así como la sensación de bienestar, calor familiar y fiesta.

Si quieres colocar algo diferente, esferas y figuras con formas de copos de nieve pueden colocarse pendiendo a lo largo del ventanal. En tonos blancos y plata dan un toque sofisticado y festivo.

Las opciones son múltiples y tu imaginación ilimitada ¡Anímate y viste de Navidad cada parte de la casa!

Leave a Reply