Hay ayudas para familias con niños discapacitados

0
376
Padres y agencias comunitarias se dieron cita para compartir información sobre recursos disponibles para familias con hijos discapacitados.

Por Margarita Vidal | [email protected]

Charlotte, NC.-  Sea por razones culturales, del idioma u otros motivos, gran parte de la comunidad hispana no aprovecha todos los recursos con que cuenta el estado de Carolina del Norte para las familias que tienen hijos con discapacidades.

El hecho salió a relucir durante una reunión promovida como “Mesa Redonda para Padres, Recursos y Apoyos Comunitarios” y que tuvo como objetivo principal conectar a los padres con las diferentes instituciones que brindan apoyo a familias con estos retos.

“Hay muchísimos recursos en los cien condados de Carolina del Norte y Charlotte es uno de los que más recursos tiene para familias con discapacitados. El lenguaje no debe ser una barrera para que un padre tenga acceso a esos recursos”, dijo Teresa Peña, representante del Centro de Asistencia para Niños Excepcionales (ECAC), entidad que junto al CMS fueron anfitriones del evento.

La trabajadora comunitaria,  cuya organización coordina asistencia para padres en todo el estado, aclaró que los recursos estan disponibles para todos, sin importar estatus migratorio.

“Los padres tienen que estar empoderados con información para poder acceder a estos recursos y llevar a su niño a un nivel de funcionalidad y aceptación. La cultura tiene mucho que ver porque venimos de países donde no existen estos recursos. He conocido padres que tuvieron miedo e inseguridad por muchos años y llegaron a nosotros y hoy en día esos niños y esos padres están en otra posición porque se educaron, accedieron a los recursos y participaron”, comentó Peña.

Necesidades reales

La necesidad de que los padres de hijos con necesidades especiales participen activamente fue puesta de manifiesto por el mexicano Raymundo Villarán, quien asegura que tuvo que lidiar con el sistema para apoyar a su hija de 16 años quien sufre una discapacidad debido a una operación cerebral.

“Tuve muchos problemas con mi hija y su participación en la escuela. Aprendí por mi mismo cómo defenderla, en el camino encontré la ayuda que necesitaba y salimos adelante”, dijo el padre quien ahora es voluntario asistiendo otros casos.

El caso de un niño de 18 años con autismo que actualmente se desenvuelve en un empleo de tiempo completo fue puesto como ejemplo de que la dedicación y los recursos son dos armas que pueden llevar a lograr resultados asombrosos.

“Mi hijo Ryan desempeña un trabajo en la escuela que desarrolla con entusiasmo y alegría cada día. Ver su progreso es una satisfacción que como padres merecemos después de tanto esfuerzo y sacrificio”, expreso Margaret Golding, quien creó la fundación “Autismafter 18”, y que ahora ayuda a otros jóvenes con la condición de su hijo.

Ryan tiene un trabajo de tiempo completo en la escuela media “Community house”, en Charlotte.

Otras entidades que participaron en el evento fueron el Grupo Defensor de la Dislexia (Dyslexia Advocacy Group), la Asociación de Síndrome de Down de Charlotte (Down Síndrome Asociación of Greater Charlotte), la Sociedad de Autismo (Autism Society), Autismo Charlotte (Autism Charlotte), el Concejo para los Derechos de los Niños (Council for Children’s Right), entre otras. La actividad se llevó a cabo el pasado 6 de marzo en la escuela secundaria de South Mecklenburg, en Charlotte.

Leave a Reply