Hallan ocho cadáveres en fosas clandestinas del estado mexicano de Chiapas

0
3
654833

MÉXICO VIOLENCIA

Comitán (México), 7 sep (EFE).- Las autoridades mexicanas hallaron ocho cadáveres en tres fosas clandestinas del municipio de Comitán de Domínguez, en el suroriental estado de Chiapas, según informó este martes la Fiscalía General del Estado (FGE).

Los primeros tres cuerpos, que estaban desmembrados, fueron hallados tras una llamada anónima a la policía y fueron localizados el 5 de septiembre en una ranchería ubicada a 20 minutos de la urbe.

Al lugar acudieron agentes de Servicios Periciales y de Protección Civil para realizar las investigaciones preliminares.

Como resultado de los trabajos de investigación, 24 horas después, el 6 septiembre fueron halladas otras cinco osamentas más en otros predios de la zona.

Las autoridades explicaron que los restos óseos fueron localizados en los trabajos de inspección en otros cuatro predios.

Uno de los cuerpos fue encontrado en un sitio y cuatro más en otra fosa, los cuales mostraban signos de tortura, con manos y pies atados con soga y esposas.

La Fiscalía estatal indicó que continuará con las investigaciones correspondientes y se abocará a verificar la identidad de las víctimas para descartar que se trata de personas reportadas como desaparecidas o migrantes.

Por este caso, la Fiscalía de Distrito Fronterizo Sierra de Chiapas abrió una carpeta de investigación contra de quien o quienes resulten responsables por el delito de homicidio cometido en agravio “de las 7 personas del sexo masculino y una mujer, todos en calidad de desconocidos”.

Las autoridades mexicanas hallaron 174 fosas clandestinas en el primer semestre de 2021, una cifra inferior a las 297 halladas en el mismo periodo del pasado año, informó el pasado julio la Secretaría de Gobernación (Segob).

El país sufre una grave crisis de desaparecidos con más de 91.000 desaparecidos sin localizar desde 1964, cuando empezaron los registros.

Más de 20.000 personas desaparecieron durante el actual Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que arrancó en diciembre de 2018.

Además, se estima que hay más de 37.000 cuerpos en morgues y servicios forenses pendientes de identificación en México.