Guatemaltecos convocan a una manifestación el sábado en contra del presupuesto 2021

0
20
350036

GUATEMALA PRESUPUESTO

Guatemala, 18 nov (EFE).- Una efervescente ola de reclamos en redes sociales en Guatemala, en contra del presupuesto aprobado por el Congreso de Guatemala para 2021, culminó este miércoles con un llamado a manifestarse el próximo sábado por parte de estudiantes, artistas, activistas y ciudadanos.

El plantón fue programado para las 14.00 hora local del sábado (20.00 GMT) después de que este miércoles, de madrugada, el Congreso guatemalteco avalara el presupuesto del Estado para 2021 en medio de acusaciones de opacidad en el procedimiento.

Figuras públicas como el cantante de rock Francisco Páez, el DJ Francis Davila y la chef Mirciny Moliviatis hicieron un llamado para salir a la Plaza de la Constitución, en el corazón del Centro Histórico de Ciudad de Guatemala, y demostrar el rechazo a las autoridades.

De la misma forma se sumaron la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) de la universidad pública y también de la privada Universidad Rafael Landívar, molestos por la probación del nuevo presupuesto a manos del partido de Gobierno, Vamos, del presidente local, Alejandro Giammattei.

MANIFESTACIÓN INICIAL

Por la mañana de este miércoles, los propios estudiantes y un grupo de ciudadanos se manifestaron frente a la puerta principal del Palacio Legislativo para criticar a los 115 diputados que aprobaron, horas antes y de madrugada, los 99.700 millones de quetzales (12.948 millones de dólares) de presupuesto para 2021, que significan 10.000 millones de quetzales (1.300 millones de dólares) más que en 2020.

La aprobación fue criticada por la oposición parlamentaria, que manifestó su rechazo a la “opacidad” del procedimiento, a deshoras y de urgencia sin lugar a discusiones y análisis del gasto. Además, se descontaron gastos para la lucha contra la desnutrición, según diversas fuentes.

También el vicepresidente de la nación, Guillermo Castillo, quien ha sostenido rencillas con el presidente Giammattei, manifestó su rechazó a la legislación del presupuesto al pronunciar en su cuenta oficial de Twitter que el Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria (Conasan) “presentó en su oportunidad el presupuesto de cada institución para combatir la desnutrición. Públicamente solicité al Congreso de la República ampliarlo, no disminuirlo. Seamos congruentes con este objetivo de Estado”.

Los 200 millones de quetzales (casi 26.000 dólares) que debían ser asignados a Conasan, fueron agregados de último momento, en una enmienda presentada en la madrugada, al Ministerio de Desarrollo Social, señalado por críticos y expertos financieros como una de las entidades del Estado más inoperantes.

En Guatemala, uno de cada dos niños sufre de desnutrición de acuerdo a cifras oficiales, y el 59 % de la población vive debajo del umbral de la pobreza.

La bancada de oposición Semilla indicó además mediante sus canales de comunicación que el nuevo presupuesto del Estado rebaja en 20 millones de quetzales (2,6 millones de dólares) la asignación a la Procuraduría de los Derechos Humanos.

“No apoyaremos el proyecto de presupuesto para 2021 porque es producto de un pacto que se selló fuera del Congreso”, añadió Semilla, que llegó por primera vez al Parlamento en las elecciones de 2019 de la mano de algunas figuras civiles de la lucha anticorrupción emprendida en el país en 2015.

Además, según un estudio divulgado por la organización no gubernamental del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), el “gasto público” del nuevo presupuesto “prioriza la asignación a infraestructuras, pero descuida a la población y sus necesidades”.

El nuevo presupuesto aprobado dispondrá el 63 % de sus fondos para el funcionamiento del Gobierno, mientras que otro 20 % será para inversión y un 15 por ciento para el pago de deudas.

Leave a Reply