Grupos católicos piden a Biden que “escuche al papa” en materia migratoria

0
7
673612

INMIGRACIÓN

Washington, 23 sep (EFE News).- Más de 160 organizaciones católicas pidieron este jueves al presidente, Joe Biden, que “escuche al papa Francisco” y ponga fin al uso de una regulación sanitaria para la deportación de migrantes que llegan a Estados Unidos pidiendo asilo.

El próximo domingo los católicos conmemorarán por 107 año consecutivo su Día Mundial de los Migrantes y Refugiados y el papa en un mensaje ha exhortado “para que no se haga distinción entre nativos y extranjeros”.

El mensaje a Biden lleva la firma de órdenes religiosas en 26 estados y pide al presidente que cancele el uso del llamado Título 42, que permite la expulsión expedita de quienes llegan a la frontera sur de Estados Unidos.

El uso de esa reglamentación sanitaria comenzó en marzo 2020 y, con el argumento de impedir la propagación de la pandemia de covid-19, ha llevado a la expulsión inmediata de más de un millón migrantes.

El Gobierno del presidente Biden ha continuado usando esa reglamentación sanitaria poniendo a los migrantes “en una situación peligrosa y negándoles la oportunidad de obtener una protección que salve sus vidas”, según la Red Católica de Inmigración Legal (CLINIC, en inglés).

“El uso inapropiado del Título 42 por parte de este gobierno contradice su misión declarada de restañar el alma de la nación”, afirmó Anna Gallagher, directora ejecutiva de CLINIC.

“La politización de la vida humana jamás será la solución para un sistema humanitario de inmigración”, añadió. “El presidente Biden tiene la oportunidad de poner fin hoy mismo a esta práctica inhumana”.

Recientemente un juez federal prohibió el uso de esa norma sanitaria para expulsar por la vía rápida a familias migrantes con niños que sean interceptados en la frontera, fallo que fue apelado la pasada semana por el Gobierno Biden.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), en lo que va del actual año fiscal (octubre 2020-septiembre de 2021), un total de 1.541.651 migrantes han sido detenidos en la frontera con México, de los que 937.628 fueron expulsados bajo el Título 42.