Grecia dobla las ayudas para afrontar las subidas en el precio de la luz

0
5
690217

GRECIA ENERGÍA

Atenas, 8 oct (EFE).- El Gobierno griego dobló este viernes las ayudas sociales para hacer frente al pago de la electricidad y la calefacción, con la esperanza de mitigar el impacto en los hogares helenos de los altos precios de la energía.

El Gobierno invertirá en estas ayudas alrededor de 500 millones de euros, con lo que se prevé que el número de hogares beneficiarios se acerque a los dos millones.

“El aumento en los precios de la energía crea una nueva crisis europea que según las estimaciones más recientes será temporal, pero cuyas consecuencias serán más graves de lo previsto. Las medidas sacan fondos de otras políticas previstas, pero son necesarias para mantener la cohesión social”, defendió el ministro de Finanzas, Jristos Staikuras, en rueda de prensa.

Por su parte el ministro de Energía, Kostas Skrekas, dijo que estas medidas buscan que el aumento de las facturas no supere los 2 o 3 euros siempre que el consumo mensual no supere los 600 megavatios hora (MWh).

De hecho, 326 de los 500 millones de euros están destinados a descuentos en las facturas de la luz.

Además, el Gobierno ha ampliado los criterios para poder recibir una subvención para la calefacción este otoño, e incluir así a una mayor parte de la población, y se ha aumentado la cantidad recibida entre un 36 % y 68 % dependiendo del número de menores que viva en cada hogar. La cantidad mínima a recibir pasa de 80 a 100 euros.

Skrekas explicó que el gran aumento en las facturas de la electricidad en Grecia se debe principalmente al incremento en un 88 % del precio del gas natural, con el cual se produce el 40 % de la electricidad en Grecia, muy por encima del 22 % de media europea.

Esto pone a Grecia en una posición especialmente vulnerable, aunque se trate de un problema global provocado por la mayor demanda energética con la recuperación tras la salida de los confinamientos y los fenómenos climáticos extremos que generaron un mayor consumo, como la ola de calor extremo histórica que vivió Grecia este verano.