Gonçalo Guedes, ilusiones renovadas

0
7
556919

FÚTBOL EUROCOPA PORTUGAL

Redacción deportes, 12 may (EFE).- La Eurocopa 2020 ofrece a Gonçalo Guedes una nueva ilusión después de una campaña un tanto complicada en el Valencia y de haber pasado hace unas semanas el covid-19.

El jugador nacido en Benavente hace 24 años por fin ha podido decir que ha llegado a tiempo y que está a disposición de Fernando Santos para ayudar al equipo a tratar de luchar por revalidar el título europeo.

No ha tenido una campaña muy feliz en el conjunto de Mestalla. Como sus compañeros, ha sufrido más de la cuenta. Alejados de los objetivos iniciales, incluso por momentos tuvieron que debatirse cerca de la zona peligrosa de la tabla.

Y una vez aliviado tras sellar la permanencia, con la Eurocopa en el horizonte, le atrapó el coronavirus a finales de mayo, como a los también valencianistas Thierry Correia, Maxi Gómez y Jasper Cillessen.

Llegó a ponerse en duda su participación en el torneo continental, pero hace siete días encontró el negativo más positivo para él y pudo incorporarse al trabajo con la selección lusa.

Será su primera Eurocopa después de haber tenido una participación activa en el Mundial de Rusia 2018, en el que fue titular en los dos primeros partidos contra España y Marruecos y en el de octavos de final ante Uruguay, y salir unos minutos ante Irán.

Esta campaña ha jugado 34 partidos con el Valencia, en los que ha marcado siete goles. Superado el coronavirus, aseguró este sábado en Budapest, donde el cuadro de Fernando Santos vela armas para el debut ante Hungría en el Puskas Arena, que se encuentra en “perfecta forma”.

“No paré a pesar de estar en casa diez días. Entrenaba todos los días con los planes que me enviaban. Me siento bien, tengo mucha confianza en mí mismo y espero ayudar al equipo en la medida de lo posible”, aseguró en conferencia de prensa.

Guedes explicó que no tuvo síntomas ni su cuerpo se vio afectado y aseguró que nunca se había sentido tan feliz con una “prueba negativa”.

Formado en la cantera del Benfica, su fútbol, vertiginoso, no tardó en reportarle éxitos en el club lisboeta y permitirle dar el salto, con veinte años, al París Saint Germain. Apenas tuvo, en cambio, participación en el conjunto francés.

Pero pudo encontrar un destino adecuado a sus pretensiones en el verano de 2017 en Mestalla, en principio como cedido sin opción de compra, pero finalmente ha seguido luciendo la elástica valencianista, con la que ha tenido muchas luces al principio y luego ciertas sombras.

Para entonces ya era internacional absoluto. Debutó el 14 de noviembre de 2015 en Krasnodar con derrota ante Rusia. Desde entonces ha participado en 23 encuentros, en los que ha anotado seis tantos, incluido el que le dio el título de la primera Liga de Naciones ante Países Bajos (1-0).

Sabe que en esta Eurocopa lo tendrá si cabe más difícil para formar parte del equipo titular de Fernando Santos. El arsenal de los campeones se ha visto incluso reforzado.

Guedes aseguró que está “dispuesto a ayudar en cualquier momento, ya sea en el minuto uno, dos, 30 ó 90”. “Tenemos que estar preparados para ayudar al equipo y eso es lo que voy a hacer hasta el final de la Eurocopa”, dijo.

“El entrenador tiene una vida muy complicada (para definir los equipos iniciales) y eso es muy bueno. Depende de nosotros trabajar todos los días para estar en nuestra mejor forma y dificultar al máximo las decisiones del técnico. Solo tenemos que estar preparados para cualquiera que sea su decisión”, argumentó.

Además de resaltar que, tras “una temporada complicada en el Valencia” está “completamente concentrado en la selección” y solamente piensa “en el presente y en el futuro”, se presenta un torneo para Portugal en el grupo teóricamente más complicado, que integran también Francia y Alemania.

“No digo que sea el peor grupo, es un grupo difícil. Tenemos que aceptarlo y entrar a todos los partidos de la misma manera”, comentó Guedes, para el que su equipo debe “afrontar todos los partidos para ganar”.

El primer paso lo tendrán que dar ante Hungría en el Puskas Arenas, el único estadio de la Eurocopa que se disputará a aforo completo.

“Ya hemos analizado las fortalezas y debilidades de Hungría, sabemos que es un equipo duro, que pelea todos los balones hasta el final, no se rinde. Tenemos que tener el balón y hacer un gran partido”, apuntó.

556919