•Los ‘catrachos’ tienen hasta el 5 de enero de 2020 para legalizarse o abandonar el país. 

Por Mayra Arteaga/ EFE | [email protected]

San Agustín, FL.-  José Oscar Moreno Cruz estaba decidido a salir de Estados Unidos el próximo 20 de mayo, debido a la incertidumbre que le causaba el no saber a ciencia cierta si el Estatus de Protección Temporal que lo ampara sería renovado o cancelado de una vez.

“Yo estaba muy desesperado al no saber lo que nos venía a nosotros como hondureños y ya estaba preparando mi viaje para regresar a mi país, ya resignado a lo que viniera”, dijo a HOLA NEWS este hondureño que desde 1989 llegó a Estados Unidos procedente de su pueblo natal Aguanqueterique, en el departamento de La Paz.

José Óscar Moreno Cruz encontró en la última extensión del TPS para los hondureños la oportunidad de seguir recibiendo su pensión tras 22 años de servicio en una fabrica local.

Sin embargo, con el anuncio el viernes 4 de  mayo hecho por el gobierno en el que se estipula una última renovación del beneficio migratorio que los ampararía hasta el 5 de enero de 2020, el hombre decidió quedarse en el país, al menos, mientras dure la última cobertura.

“Por más de 22 años trabajé en una fábrica de plásticos y por más de 16 años lo hice usando mi seguro social que me fue dado cuando apliqué al TPS”, dijo el hombre que, a pesar de que anhela volver al lado de su familia en Honduras, buscará reinscribirse una vez más en el beneficio que le facilita tener una pensión.

“Si fuera ciudadano sé que no perdería mi cheque, pero al solo tener TPS no sé si después del 5 de enero voy a seguir teniendo mi dinero del retiro, pero voy a aprovechar el tiempo que me queda”, sostuvo Moreno.

Acabando con el TPS

El Gobierno de Donald Trump arrebató la protección del Estatus de Protección Temporal (TPS) a 55.000 hondureños que viven en el país y les dio hasta enero de 2020 para regresar a su país o buscar el modo de regularizar su situación migratoria.

El Departamento de Seguridad Nacional ha decidido acabar con el TPS para Honduras después de haber evaluado las condiciones sobre el terreno y haber concluido que existe una “notable” mejora en las circunstancias que provocaron su designación, la devastación del huracán Mitch, y, por tanto, debe acabar con ese permiso.

Para continuar protegidos por el TPS hasta su eliminación en 2020, los hondureños tendrán que renovar en los próximos meses los permisos que les permiten vivir y trabajar en Estados Unidos, aunque el plazo para ello aún no se ha abierto, según detalló hoy el Departamento de Seguridad Nacional.

Leave a Reply