San Salvador, ES.- El Gobierno de El Salvador condenó  el ataque armado que sufrió un grupo de vendedores informales cometido supuestamente por guardias municipales en la localidad de Santa Tecla, gobernada por la oposición.

“No es con el uso de la fuerza excesiva que los salvadoreños resolveremos nuestros problemas, no es con disparos que construiremos la paz social que tanto anhelamos”, señaló el Ejecutivo de Salvador Sánchez Cerén en un comunicado.

El Gobierno expresó su “más enérgico rechazo al uso de la violencia para reprimir las protestas de la población” y llamó a las autoridades municipales a “priorizar el diálogo como forma efectiva y democrática de solucionar los problemas”.

Los vendedores, algunos con el rostro cubierto, impidieron que se abriera el mercado municipal y lanzaron piedras a unidades del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM), quienes devolvieron el ataque, según imágenes difundidas por medios locales.

Diversos vendedores declararon a los medios de comunicación que los uniformados abrieron fuego contra los manifestantes, que han sido desalojados de las calles en varias ocasiones.

SHARE

Leave a Reply