Gobierno celebra la construcción de 400 millas de muro a días de los comicios

0
22
325444

MURO

Tucson (Arizona), 29 oct (EFE News).- A pocos días de las elecciones del 3 de noviembre, el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Chad Wolf, celebró este jueves que se ha completado ya la construcción de 400 millas de la valla fronteriza con México, una de las grandes promesas del presidente Donald Trump en la campaña de 2016.

“Las cifras lo demuestran, simplemente el muro fronterizo funciona”, presumió Wolf durante una conferencia de prensa junto a otros altos funcionarios de la Administración Trump en la ciudad fronteriza de McAllen, en Texas.

Wolf dijo que el muro fronterizo ha contribuido para disminuir el flujo migratorio, al igual que todas las medidas tomadas por la administración Trump para terminar con lo que el calificó como una serie de abusos y fraude “masivo” que se cometían bajo el programa de asilo.

“El proceso que hoy estamos celebrando no pasó por accidente, las millas del nuevo sistema de muro fronterizo que existen son debido a la visión del presidente Trump”, dijo Wolf.

Sin embargo, en septiembre pasado se registró el mayor número desde 2012 de inmigrantes indocumentados que fueron detenidos o considerados inadmisibles cuando intentaban entrar al país, con 57.674 extranjeros, según los últimos datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

LA “VISIÓN” DE TRUMP

Pero en este acto con tintes electoralistas en el que participó además el director interino de CBP, Mark Morgan, Wolf quiso destacar que la cifra de 400 millas es el resultado del “trabajo y la visión” del presidente.

Y aseguró que gracias a estos esfuerzos se ha logrado acelerar la construcción del llamado muro fronterizo particularmente durante el presente año, precisamente el de las elecciones en las que Trump quiere lograr repetir mandato.

El pasado mes de enero se habían construido 100 millas de muro fronterizo, el pasado mes de junio la cifra se elevo a 200 y en agosto se llegó a las 300 millas construidas.

Wolf aseguró que el trabajo continúa, ya que actualmente otras 210 millas de muro fronterizo se encuentran bajo construcción y esperan que alcanzar la prometida cifra de 450 millas para fin de año.

Ambos funcionarios reiteraron que el muro fronterizo es parte fundamental de la seguridad nacional y, sin referirse directamente a las elecciones presidenciales de la próxima semana, alertaron que cualquier intento de regresar al “viejo sistema”, donde los migrantes indocumentados eran liberados en el país después de ser arrestados, podría causar una “invasión”.

Poco después de llegar a la Casa Blanca Trump canceló el programa “Catch and release” (atrapar y liberar), que permitía a los agentes migratorios dejar en liberad a los indocumentados detenidos tras cruzar la frontera que no fueran considerados un peligro inminente para poder aguardar el proceso migratorio sin permanecer en una cárcel para inmigrantes.

EL MURO, UN SÍMBOLO DEL GOBIERNO TRUMP

La construcción del muro fronterizo con México es sin duda uno de los “símbolos” de la Administración Trump, una edificación metálica de 30 pies de alto que el Gobierno federal considera como de una de sus mejores armas en contra de la inmigración indocumentada.

La promesa de construir un muro fronterizo a lo largo de las más de 2.000 millas de largo que separan México y Estados Unidos fue uno de los grandes motivos que prácticamente catapultaron a Trump a la Presidencia en las elecciones del 2016.

Sin embargo, hasta ahora el presidente no ha logrado cumplir la otra promesa que acompañaba a la construcción del muro, que México pagase la obra.

Es más, según una información publicada esta semana por los diarios Texas Tribune y Pro Publica, los registros públicos muestran que el coste de levantar el llamado muro fronterizo de Trump no solo no lo están pagando los vecinos del sur sino que está costando a los contribuyentes estadounidenses cerca de cinco veces más de lo previsto, lo que supone un desfase de miles de millones de dólares.

TWITTER

Durante la rueda de prensa en McAllen se habló de otro de los temas recurrentes durante la campaña, los intentos de las redes sociales de combatir la desinformación y los mensajes de odio que surgen a menudo del entorno del presidente.

Morgan arremetió en contra de Twitter por haber bloqueado este miércoles su cuenta y haber borrado un mensaje que envió ese mismo día sobre el muro fronterizo.

El director interino de CBP aseguró que el mensaje solo hablaba de la eficacia del muro fronterizo y cómo había contribuido en las detenciones de inmigrantes indocumentados con antecedentes criminales, aunque Twitter consideró que incluía “contenido sensible”.

Sin embargo, la empresa tecnológica sí que mantuvo otros varios mensajes de Morgan con fotografías de la valla fronteriza y alabanzas a su utilidad como “herramienta que es absolutamente necesaria” para ayudar a mantener “seguro” a los EE.UU.