Gobernador de Texas refuerza su operativo antiinmigrante en la frontera

0
5
697055

INMIGRACIÓN TEXAS

Miami, 14 oct (EFE).- El gobernador de Texas, Greg Abbott, reforzó su operativo de seguridad en la frontera con México con otros 36,4 millones que se destinarán para que las fuerzas del orden, cárceles y fiscales estatales puedan ayudar en su lucha contra la inmigración ilegal, anunció este jueves su oficina.

Estos fondos se suman a otros 100 millones que ya había ofrecido en septiembre pasado para este programa de subvenciones, conocido como Operación Estrella Solitaria y que pretende disuadir a los inmigrantes indocumentados y prevenir el contrabando de personas, drogas y armas.

Los 36,4 millones se enviarán a las fuerzas del orden, fiscales, administradores de cárceles, forenses y funcionarios de la administración de tribunales locales, detalló Abbott en un comunicado.

“La Operación Estrella Solitaria es fundamental para nuestros esfuerzos por asegurar la frontera, y continuaremos invirtiendo en esta operación para mantener seguros a los tejanos”, dijo el gobernador.

Abbott lanzó la Operación Estrella Solitaria a principios de marzo pasado para reforzar la linde con México y combatir el contrabando de migrantes y narcotráfico.

La operación ha permitido el despliegue de soldados de la Guardia Nacional de Texas y el arresto y procesamiento de inmigrantes que traspasaban propiedades privadas, entre otras.

Las subvenciones incluyen, entre otras partidas, 22,3 millones para reforzar el procesamiento de los inmigrantes y 14 millones para mejorar las operaciones de seguridad fronteriza y así poder detener y enjuiciar a las personas arrestadas por delitos estatales como el ingreso en propiedades privadas por parte de los inmigrantes en su camino hacia el interior del país.

Esta ronda de financiamiento está dirigida a los condados fronterizos adyacentes que han emitido declaraciones de desastre local debido a la “inminente amenaza de desastre relacionada con la seguridad fronteriza”, detalla el comunicado.

El republicano ha recriminado a la Administración del presidente, Joe Biden, por la llegada masiva de migrantes indocumentados a la frontera desde que asumió el poder en enero pasado y ha tomado medidas para reforzar la seguridad en la región ante la, en su opinión, “inacción” del Gobierno federal.

Y además demandó en las cortes al Gobierno para hacer cumplir la política “Quédate en México”, por el que unos 70.000 migrantes fueron obligados a esperar en el país vecino a que se procesaran sus pedidos de asilo.

En septiembre pasado el Tribunal Supremo falló a favor de Texas y ordenó a la Administración Biden a recuperar esta medida, algo que la Casa Blanca todavía no ha hecho, pues, alega, necesitan la colaboración del Gobierno de México.