Gobernador de Puerto Rico presenta proyecto para aumentar el salario mínimo

0
18
633987

SALARIO MÍNIMO

San Juan, 19 ago (EFE News).- El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, presentó un proyecto de ley que busca aumentar de manera escalonada la cantidad mínima del pago por hora que deben recibir los trabajadores en la isla, donde el coste de la vida aumenta cada año y hace cada vez más difícil para muchos llegar a final de mes.

El Ejecutivo puertorriqueño informó este jueves en un comunicado de la presentación del proyecto de ley, después de recibir el informe de un grupo multisectorial y de expertos basado en datos empíricos que sustentan la necesidad de un aumento al salario mínimo.

La medida trata de elevar el poder adquisitivo de los grupos sociales más desfavorecidos, incapaces de hacer frente al elevado coste de vida en Puerto Rico con un salario mínimo actual de 7,25 dólares la hora.

SE BENEFICIARÁN 176.959 TRABAJADORES

De esta subida se beneficiarán 176.959 trabajadores, 21,8 % del total de los empleados en Puerto Rico, según un estudio realizado por el Programa de Planificación Económica de la Junta de Planificación.

Esta subida supondría un total de 225 millones de dólares anuales para los patronos de la isla.

La medida presentada por Pierluisi persigue establecer un aumento automático a 8,5 dólares la hora para enero de 2022.

El proyecto declara política pública del Gobierno de Puerto Rico aumentar el salario mínimo a los trabajadores de manera que ninguno esté bajo el nivel de pobreza.

“Declaramos objetivo apremiante del Gobierno que toda persona en Puerto Rico cuente con un ingreso suficiente para cubrir sus necesidades básicas, asegurar su continuo progreso y mantener estándares adecuados de calidad de vida”, señala el comunicado divulgado por el gobernador.

AUMENTOS DE FORMA ESCALONADA

Luego del primer aumento de enero de 2022, se recomendó que los incrementos posteriores se lleven a cabo de forma escalonada y condicionada al cumplimiento con métricas de desempeño de la economía.

La ley adopta las recomendaciones del Grupo Asesor y las declara política pública del Gobierno. De esta forma, se toman las medidas concretas para mejorar la calidad de vida de los trabajadores y se promueve el desarrollo socioeconómico de la isla, según el comunicado.

Una vez cumplidas las métricas establecidas entraría en vigor un segundo aumento a 9,50 dólares la hora en julio de 2023 y un tercero a 10,50 dólares la hora en enero de 2025.

El Grupo Asesor está compuesto por tres representantes del sector sindical, tres renombrados economistas, representantes de múltiples asociaciones del sector privado y los jefes de agencias del Gobierno que atienden los asuntos laborales y el desarrollo económico.

El proyecto de ley deberá ser ahora ratificado por el Legislativo puertorriqueño, que está controlado por otra formación distinta al gobernante Partido Nuevo Progresista (PNP): el opositor Partido Popular Democrático (PPD).

IMPOSIBLE VIVIR CON 7,25 LA HORA

“Acojo la recomendación del Grupo Asesor, pues como he dicho es prácticamente imposible vivir con un salario de 7,25 por hora, más cuando han pasado 12 años desde que se determinó que ese sería el salario mínimo”, sostuvo Pierluisi.

“La realidad del año 2009 es muy distinta al Puerto Rico de 2021, porque los costos de vida han aumentado considerablemente y es necesario hacer justicia a la clase trabajadora, a la vez que atendemos las preocupaciones de los pequeños y medianos comerciantes”, indicó el jefe del Ejecutivo.

La Legislatura aprobó el miércoles el informe del Comité de Conferencia -que reúne a representantes de Senado y Cámara de Representantes- que evaluó el Proyecto de la Cámara 338 para establecer la Ley de Salario Mínimo en Puerto Rico.

El proyecto de las cámaras legislativas establece que a partir del 1 de enero de 2022 se aumentará el salario mínimo a 8,50 dólares la hora, para el 1 de octubre de 2022 a 9,00 dólares la hora y para el 1 de octubre de 2023 se a 10,00 dólares la hora.

Estos aumentos se aplicarán a todos los trabajadores cobijados bajo la Ley Federal de Normas Razonables de Trabajo.

A partir de ahora solo queda para que el aumento se haga realidad que Gobierno y Legislativo lleguen a un acuerdo sobre sus respectivos proyectos.