Giménez afirma que Uruguay debe mejorar sus “desatenciones” en la defensa

0
6
654991

FÚTBOL CATAR 2022

Montevideo 7 sep (EFE).- El zaguero de la selección uruguaya José María Giménez afirmó este martes que la Celeste debe mejorar las “desatenciones” en defensa que le están costando goles fáciles en los últimos juegos ya que, en un partido cerrado, “puede costar caro”.

Así lo afirmó el defensor del Atlético de Madrid en conferencia de prensa a dos días de medirse ante Ecuador por las eliminatorias al Mundial de Catar 2022 y afirmó que, pese a estos goles producto de desatenciones, el equipo está haciendo “un trabajo muy bueno”.

Para Giménez, una de las razones de estas fallas es que el equipo tiene una postura “totalmente ofensiva” que busca jugar siempre en cancha rival y eso hace que la última línea quede muy separada de la portería.

“No es lo mismo jugar siempre cerca de tu área con líneas cerradas, a presionar alto, jugar alto y tener siempre muchos jugadores en ataque”, resaltó el zaguero.

Además, ‘Josema’ consideró que esta semana se juegan “la vida” para ir al Mundial de Catar 2022 por lo que no han tenido margen de tiempo para pensar en toda la situación de las ligas europeas y la cesión de futbolistas para las eliminatorias.

Respecto a lo ocurrido en el juego entre Brasil y Argentina, enfatizó que es “lamentable” y “más de lo mismo” y son cosas que podrían evitarse.

Quien también participó de la conferencia fue el delantero Brian Rodríguez que viene siendo una de las figuras en ofensiva en los últimos partidos.

Sobre su momento futbolístico dijo que está “muy contento” tanto por el rendimiento como por la confianza del entrenador, Óscar Washington Tabárez, y enfatizó que, pese a haber tenido una última temporada mala en el Almería español, ahora que volvió a Los Ángeles FC de Estados Unidos siente que recuperó la confianza.

Tanto el defensor como el atacante coincidieron en que el juego ante Ecuador de este jueves en el estadio Campeón del Siglo, en Montevideo, será muy complejo principalmente por la calidad de los jugadores que el equipo visitante tiene en ofensiva.