General de EE.UU. temió un ataque nuclear de Trump tras 6 de enero, dice libro

0
2
663360

EEUU TRUMP

Washington, 14 sep (EFE).- El jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, Mark A. Milley, tomó medidas en enero por si el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, intentaba lanzar un ataque nuclear, e incluso contactó a China para evitar un conflicto armado con ese país.

Así lo indica “Peril” (“Peligro”), el nuevo libro de los periodistas Bob Woodward y Robert Costa, que saldrá a la venta en Estados Unidos el próximo 21 de septiembre, pero del que el diario The Washington Post y la cadena CNN adelantaron detalles este martes.

Dos días después del asalto al Capitolio por parte de seguidores de Trump, que dejó cinco muertos el pasado 6 de enero, Milley -el general de mayor rango de EE.UU.- convocó a los altos mandos militares a una reunión secreta y extraordinaria en su oficina del Pentágono, señala el libro.

Milley les instruyó a no aceptar órdenes de nadie a no ser que él estuviera también al tanto, en lo relativo a lanzar ataques militares o con las armas nucleares, porque temía que Trump decidiera “actuar por su cuenta”, según el volumen.

El general “estaba seguro de que Trump había caído en un declive mental grave después de las elecciones, y estaba ahora prácticamente maníaco, gritando a funcionarios y construyendo su propia realidad alternativa con teorías de la conspiración interminables sobre las elecciones”, apunta el libro.

Eso le llevó a presionar para que cualquier decisión militar de calado pasara por él, una medida que también tomó en 1974 el entonces secretario de Defensa estadounidense, James Schlensinger, mientras el presidente Richard Nixon encaraba un juicio político en el Senado.

Además, el 8 de enero, el mismo día de la reunión secreta con líderes militares, Milley llamó a su homólogo chino, el general Li Zuocheng, para intentar apaciguarle y asegurar que todo estaba “100 % estable”, pese al asalto al Capitolio y a la negativa de Trump a aceptar la derrota electoral.

Sus palabras no parecieron convencer a Li, así que Milley recomendó posponer unos ejercicios militares estadounidenses en el Pacífico y mantuvo la reunión con su equipo para contener cualquier posible orden de Trump de lanzar un ataque, señala el libro.

Fue la segunda vez en los últimos meses de Trump en el poder que Milley llamó a Li: también le telefoneó el 30 de octubre de 2020 para asegurarle que Estados Unidos no planeaba atacar a China, un temor que circulaba entre la Inteligencia china debido al aumento de tensiones, revela el volumen.

Milley habló además el 8 de enero con la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, quien le dijo que Trump estaba “loco” y el general se mostró de acuerdo, añade el libro.

El poderoso general también temió que Trump pudiera dar un golpe de Estado tras perder las elecciones, de acuerdo con otro libro publicado en julio y titulado “I Alone Can Fix It: Donald J. Trump’s Catastrophic Final Year” (“Solo yo puedo arreglarlo: el catastrófico año final de Donald Trump”).

De acuerdo con ese trabajo de dos periodistas de The Washington Post, Milley llegó a decir que, con sus mentiras sobre las elecciones, Trump estaba difundiendo el “evangelio del Führer”, en referencia al dictador nazi Adolf Hitler.

El nuevo libro de Woodward, el prestigioso periodista que investigó el caso “Watergate” y que ha publicado otros dos volúmenes sobre la Presidencia de Trump, retrata también algunos aspectos de la campaña electoral del ahora presidente, Joe Biden.

Entre otras cosas, desvela que Biden dijo una vez sobre Trump: “No es realmente un presidente estadounidense”.