GAP, el seguro que ‘quieres’ tener

0
142

Cuando adquieres un auto en un concesionario, sea nuevo o ligeramente usado, piensas que con comprar una póliza de seguro con cobertura de colisión y responsabilidad ya has estás completo.

Pues déjame te aclaro: la respuesta es no. Hay un seguro adicional que puede ser tu tabla de salvación en caso que te veas envuelto en un accidente y tu carro termine siendo declarado como pérdida total.

Cuando estos casos suceden, la diferencia entre el valor del auto en el mercado y la deuda real con la financiera que te facilitó el préstamo es tu total responsabilidad y es aquí cuando el seguro GAP hace total sentido.

El GAP es un seguro adicional que te protege en caso de que una pérdida automovilística te obligue a pagar quizás miles de dólares, a pesar de que ya cuentes con un seguro de auto.

Aquí es donde el seguro GAP entra en función. Considerando lo rápido que se deprecian los vehículos nuevos -alrededor de un 30 por ciento al cabo de los tres meses de uso-, podrías llevarte una gran sorpresa si tienes que reclamar pérdidas por el tuyo.

Incluso, si lo pierdes tres días después de comprarlo, todavía debes cerca del 20 al 30 por ciento de la cantidad que financiaste, aún cuando hayas comprado cobertura completa.

El seguro GAP es especialmente importante para quienes alquilan un auto, ya que en estos casos casi nunca se ofrece mucho dinero de entrada, si es que se da algo.

Si pierdes el auto, la diferencia entre lo que has pagado y lo que debes será, naturalmente, aún mayor. Y podrías evitarte esto hasta por sólo $14 dólares durante seis meses de cobertura, que es lo que cuestan algunos de estos seguros GAP.

Leave a Reply