Francia quiere un acuerdo rápido y ambicioso sobre fiscalidad internacional

0
7
553058

OCDE FISCALIDAD

París, 9 jun (EFE).- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, pidió este miércoles la conclusión “rápida y ambiciosa” de las negociaciones para un acuerdo sobre fiscalidad internacional, en las que se discute un gravamen para las grandes compañías digitales y un tipo mínimo mundial para el impuesto de sociedades.

Se trata de imponer “una tasación justa” del negocio digital, con “un reparto equitativo de los ingresos fiscales entre Estados y un mínimo de imposición suficiente”, explicó Macron en una declaración a la prensa al recibir en el Palacio del Elíseo al nuevo secretario general de la OCDE, Mathias Cormann.

Insistió en lo urgente que resulta ese compromiso ante la creciente digitalización de la economía y ante el riesgo de competencia desleal en el terreno fiscal.

Las negociaciones se están llevando a cabo en el llamado marco inclusivo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), del que forman parte 139 países y jurisdicciones de todo el mundo.

El pasado fin de semana, los ministros de Finanzas de los países del G7 reunidos en Londres llegaron a un principio de acuerdo que a continuación deberá ser sometido a examen por el resto de las partes implicadas.

Una fase crucial será el visto bueno del G20 en el encuentro ministerial que se celebrará en Venecia (norte de Italia) el 9 y el 10 de julio.

Cormann elogió el papel de Francia como “fuerza motriz de la renovación del multilateralismo equilibrado, concreto y basado en el diálogo entre los Estados”, y dijo que su contribución para las discusiones sobre fiscalidad ha sido “fundamental”.

El exministro australiano afirmó que se está “muy cerca de finalizar un enfoque multilateral justo para la fiscalidad mundial” que, a su parecer, “es una de las claves de una globalización más justa”.