Francia prevé poner fin en 2021 al gasto público masivo por la crisis

0
10
401014

FRANCIA PRESUPUESTO

París, 21 ene (EFE).- El Gobierno francés espera que 2021 sea el último año de la crisis del coronavirus y por eso prevé también poner fin a los dispositivos de ayuda masiva que han supuesto un aumento del gasto público que “no es sostenible” si durara.

“Estos dispositivos de urgencia están abocados a extinguirse progresivamente en el momento de la salida de la crisis”, explica el ministro de Hacienda, Olivier Dussopt, en una entrevista publicada este jueves por el periódico económico Les Echos.

Dussopt recuerda que así lo anticipó el presidente, Emmanuel Macron, cuando se comprometió a que, “cueste lo que cueste”, daría ayudas para mantener los trabajadores y las empresas a flote mientras duraran los cierres administrativos y las restricciones impuestos por la pandemia.

Por eso, señala que “si 2021 marca el fin de la crisis y de la pandemia, como todo el mundo lo espera, también tiene que marcar la salida del ‘cueste lo que cueste'”.

El ministro destaca que este año se ha programado gastar más de la mitad del plan de recuperación de 100.000 millones de euros que diseñó el Gobierno para salir de la crisis. Pero en paralelo “tenemos que preparar el restablecimiento estructural” de las cuentas públicas, que “será progresivo para no debilitar la recuperación económica”.

El titular de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, avanzó este miércoles que en 2020 el déficit presupuestario casi se duplicó y alcanzó los 178.200 millones de euros.

El objetivo, antes de que estallara la crisis de la covid, era dejar en 93.000 millones de euros ese déficit, que al final fue 30.000 millones superior al registrado en 2010, en lo más crudo de la anterior crisis financiera.

Entre los gastos contraídos en 2020 están los 2.700 millones de euros por los 36 millones de test de coronavirus que se hicieron, y que en Francia están cubiertos al 100 % por la Seguridad Social.

Dussopt reconoce que el pago de la deuda pública no plantea por ahora problemas a Francia, ya que el tipo de interés medio de los títulos emitidos el pasado año fue negativo. El pago de intereses, de hecho, se redujo a 36.000 millones de euros en 2020 y “debería seguir a un nivel similar este año”.

Pero el Ejecutivo no quiere aplazar de forma indefinida el reembolso, sino “reducir nuestro recurso al endeudamiento para que los gastos corrientes de hoy no los paguen las generaciones futuras”.

Leave a Reply