Francia pide al Eurogrupo desvincular el precio de la electricidad del gas

0
18
678035

UE ELECTRICIDAD

París, 28 sep (EFE).- Francia quiere que la reunión del Eurogrupo del próximo 4 de octubre examine la forma de desvincular los precios de la electricidad de los del gas, porque considera que la relación actual es incongruente desde el punto de vista medioambiental e injusta para los consumidores.

El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, explicó este martes, en una entrevista en el canal CNews, que ha escrito al presidente del Eurogrupo, el irlandés Paschal Donohoe, para incorporar ese punto en la agenda del lunes próximo.

Se trata de “ver cómo podemos transformar en profundidad el mercado europeo de la energía” porque “no acepto la correlación que se introdujo hace años entre el precio de una energía fósil, el gas, y el precio de la electricidad”, subrayó Le Maire.

Sobre todo -añadió- porque “en Francia tenemos una electricidad descarbonizada gracias a nuestras centrales nucleares”.

En Francia, la electricidad de origen nuclear supone entre el 70 % y el 80 % del total, mientras el gas representa menos del 5 %. Sin embargo, el sistema marginalista de fijación de precios que existe en la Unión Europea hace que el gas tenga estos últimos tiempos una gran influencia en la fijación de precios mayoristas.

Para el ministro francés, eso “es a la vez absurdo económicamente e injusto para las familias” y además resulta “totalmente contradictorio desde el punto de vista ecológico”.

Hizo notar que el precio del megavatio hora que sale de las centrales nucleares es de 40-50 euros, cuando en el precio mayorista de la electricidad está en torno a 110 euros, una diferencia que no se justifica económicamente.

Hasta ahora, la escalada de los precios mayoristas apenas se ha trasladado a los consumidores franceses. Las tarifas aumentaron un 1,16 % en enero y un 0,48 % en agosto, pero con las reglas actuales podrían tener que subir un 10 % a comienzos de 2022, en la próxima actualización prevista para los que están en el mercado regulado.

Para hacer frente a la escalada de las tarifas de la energía, el Gobierno francés decidió aumentar el llamado cheque de energía, que reciben unos seis millones de hogares con bajos recursos. A los 150 euros que recibieron en primavera se añaden ahora 100 euros y serán otros 150 euros la próxima primavera.