Francia intenta evitar que disminuya la vacunación por los puentes de mayo

0
6
516590

CORONAVIRUS FRANCIA

París, 10 may (EFE).- El ministro francés de Sanidad, Olivier Véran, subrayó este lunes el mensaje de la “movilización” para evitar que los puentes festivos del mes de mayo disminuyan el ritmo de vacunación y supongan el incumplimiento de los objetivos que su Gobierno se ha fijado.

En una entrevista al canal LCI, estimó que habrá entre 16,6 y 20,2 millones de personas que habrán recibido al menos una primera dosis el 15 de mayo, una fecha para la que la meta era llegar al umbral de los 20 millones.

Afirmó que ahora está volcado en lograr el objetivo de 30 millones para mediados de junio.

A partir de hoy está abierta la vacunación en Francia para todos los mayores de 50 años, y está previsto que los que tienen menos de esa edad puedan tener cita para inmunizarse desde el 15 de junio.

Entre el sábado y el domingo se inocularon en Francia 450.000 vacunas, lo que según el ministro constituyó un récord en un fin de semana. La cifra, sin embargo, es muy inferior a las 600.000 de la jornada del viernes, lo que ilustra el menor ritmo en los fines de semana o festivos.

Una cuestión que puede pesar esta semana, con el puente del Jueves de la Ascensión, y la siguiente con el Lunes de Pentecostés, ambos festivos en Francia.

El Gobierno francés tiene un calendario de desescalada con una próxima fecha que fue confirmada este lunes por el ministro de Economía, Bruno Le Maire: el 19 de mayo podrán abrir las terrazas de los bares, cafés y restaurantes, así como los cines, los teatros y los museos (con aforos restringidos) y los comercios considerados no esenciales.

En otra entrevista a la emisora France Info, Le Maire consideró “perfectamente legítima” la demanda de los comerciantes para poder abrir durante los domingos y recuperar así una parte de la actividad perdida a causa de las restricciones de los últimos meses.

El titular de Economía recordó que los negocios que van a estar sometidos a ciertas restricciones podrán continuar recibiendo las ayudas públicas del llamado Fondo de Solidaridad aunque las pérdidas de ingresos sean inferiores al 50 %, que era la regla hasta ahora.

Las subvenciones estarán en función de esa disminución de la facturación.

Le Maire confirmó su objetivo de un crecimiento económico del 5 % este año y añadió que espera que se recupere el nivel de actividad de 2019, antes de que estallara la crisis, durante el primer semestre de 2022.