Francia contra Alemania, una historia de drama y espectáculo

0
9
558776

FÚTBOL EUROCOPA

Berlín, 14 jun (EFE).- Los enfrentamientos entre Francia y Alemania a lo largo de la historia han estado marcados por el espectáculo y el dramatismo, a veces recordado por incidentes con la violenta falta del meta Toni Schumacher a Patrick Battiston en 1982.

Ese partido, en semifinales del Mundial de España, tal vez sea el más recordado no solo por la durísima entrada de Schumacher -Batiston salió inconsciente del campo-, sino también por el desarrollo ya que Alemania remontó un 3-1 en la prórroga y luego se impuso en los penaltis.

El balance total de los 31 enfrentamientos que han disputado ambos es favorable a Francia con 14 victorias y frente a 9 triunfos de Alemania y 8 empates.

Sin embargo, si se consideran solo los partidos oficiales la ventaja desaparece.

Quedan 3 victorias francesas, un 6-3 en el Mundial 58, un 0-2 en la Eurocopa 2016 y un 2-1 en la Liga de Naciones de 2018- frente al mismo número de victorias alemanas en los Mundiales de 1982, en semifinales en la tanda de penaltis, 1986, 0-2 también en semifinales, y un 0-1 en cuartos de final de 2014.

A ello se agrega un empate sin goles en la Liga de Naciones de 2018.

Las semifinales mundialistas de 1982 y 1986 tienen en común que en ellas Alemania detuvo en su camino hacia la final a uno de los grandes equipos de la historia, comandado por Michel Platini.

La Francia de Platini se consagró como campeona de Europa en 1984 pero se quedó sin disputar una final mundialista, truncada en dos ocasiones por Alemania.

En 1982 Alemania se adelantó en el minuto 18, por medio de Pierre Littbarski, pero Platini empató de penalti diez minutos después.

En el minuto 57 se produjo el choque entre Schumacher y Battiston que generó en el francés una conmoción cerebral, le costó dos dientes y la rotura en una vértebra cervical.

Los dos equipos se fueron a la prórroga con el marcador 1-1 y, al comienzo del tiempo suplementario, Francia pareció sentenciar el partido con goles de Maurice Tresor en el 93 y de Allan Girese en el 99.

Battiston estaba en el hospital y al despertarse preguntó por el desarrollo del partido. Le comentaron que Francia ganaba por 3-1 en la prórroga. Sin embargo, en el 103 Karlheinz Rummenigge recortó distancias y en el 108 Klaus Fischer logró el empate con un remate de chilena.

En la definición por penaltis se impuso Alemania que luego perdería la final ante Italia.

Cuatro año después se repitió el emparejamiento en cuartos de final en México y el favoritismo francés era enorme. Muchos daban por sentada una final entre Argentina y Francia y un duelo directo entre Platini y Diego Maradona, los dos mejores jugadores del mundo en el momento.

Sin embargo, Alemania evitó ese partido que habría sido histórico y se impuso a Francia por 0-2 con goles de Andreas Brehme y Rudi Völler.

Los dos equipos se volvieron a ver en Brasil 2014 en cuartos y un cabezazo de Mats Hummels le dio la victoria a Alemania por 0-1. Casi tanto como el cabezazo de Hummels se recuerda una parada de Manuel Neuer a Karim Benzema. Los tres protagonistas estarán otra vez mañana en el campo.

En el último enfrentamiento en un gran torneo, la semifinal de la última Eurocopa, el gran protagonista fue Antoine Griezmann, que marcó los dos goles de la victoria francesa por 0-2, el primero de ellos de penalti.

558776558776