Florida recluta insectos para acabar con la papa aérea y un arbusto brasileño

0
13
144172

EEUU PLAGAs

Miami, 17 jul (EFEUSA).- Florida está reclutando ejércitos de insectos contra especies invasoras, en este caso de plantas, que a simple vista parecen menos dañinas que las pitones, las iguanas o los peces león que también han tomado posesión de estas tierras.

El mes pasado las autoridades de Orlando soltaron un batallón de escarabajos en una finca poblada de la llamada papa aérea (Dioscorea Bulbifera), que pese al nombre es una especie de vid, y ahora los responsables del cuidado del gran humedal de los Everglades han hecho algo parecido para frenar el avance del árbol de pimienta brasileño (Schinus terebinthifolius), que en realidad es un arbusto.

En ambos casos, que no son los primeros del llamado biocontrol de plagas en este estado pero sí significativos, se ha escogido a verdaderos especialistas en acabar con esas plantas, los cuales, por si fuera poco, no tienen interés alguno en otros vegetales.

“Hoy desplegamos lo que yo llamo nuestras pequeñas tropas, que van a combatir para ayudarnos a salvar los Everglades”, dijo la teniente coronel del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU., Jennifer Reynolds, durante la suelta de los Pseudophilothrips ichini en un lugar a la entrada del enorme humedal que cubre una superficie de 1,5 millones de acres (607.500 hectáreas) en el sur de Florida.

Estos pequeños insectos tisanópteros, llamados trips o arañuelas, se alimentan del arbusto de origen brasileño que fue introducido en Florida en el siglo XIX con fines ornamentales y se ha propagado como maleza por extensas áreas de la península floridana.

Los insectos son brasileños como el árbol, solo comen esa planta y sirven muy eficazmente como agentes de biocontrol, una manera natural de luchar contra las plagas vegetales.

Los Lilioceris cheni, unos escarabajos con un bello y brillante caparazón de color rojo, no les andan a la zaga a los bichos brasileños. No comen otra cosa que hojas y tallos de papa aérea y en cosa de meses dejan la planta pelada.

El pasado 27 de junio personal de la división de Parques de Orlando, en el centro del estado, soltó los escarabajos en un terreno de tres acres (1,2 hectáreas) cubierto de las vides de la especie invasora, que procede del Asia tropical y fue introducida en Florida al inicio del siglo XX.

Según dijo a Efe un portavoz del ayuntamiento, esperan que en un plazo de tres meses el ejército de bichos haya causado extensos daños a las papas aéreas.

“Tienen un montón de trabajo por hacer, pero no dañarán otras plantas”, dijo Tara Russakov, gerente de comunicaciones y mercadeo del ayuntamiento de Orlando.

El Departamento de Agricultura de EE.UU., su equivalente floridano y la Universidad de Florida están trabajando en conjunto para criar y soltar en la naturaleza en los meses de mayo a octubre los escarabajos comedores de la papa aérea.

Los particulares que tengan propiedades invadidas por la papa aérea pueden incluso reclamar uno de esos pequeños ejércitos a la Universidad de Florida.

En la solicitud se mencionan algunas de las razones por las que esta planta es indeseable: “crece por todas partes y ensombrece la vegetación que sí se desea tener”, “es antiestética cuando muere en otoño” y “hace decrecer el valor de la propiedad”.

Más de 600.000 escarabajos han sido liberados en la naturaleza como parte del programa de biocontrol de la papa aérea en Florida, que comenzó hace años y ha dado buenos resultados, dice uno de los folletos explicativos puestos a disposición del público.

Como buenos soldados, los Lilioceris cheni cumplen siempre con su deber. La única tregua en su lucha es en los meses de frío.

En invierno parecen desaparecer, pero cuando acaba esa estación asoman de nuevo para controlar la papa aérea y si no lo hacen es porque se mudaron de área pues habían dejado completamente pelada la viña antes, dice el folleto.

La Universidad de Florida dice tener “largas listas de espera” por lo que ruega abstenerse de solicitar el envío de un cargamento de 25 a 50 insectos a quienes cuenten ya con escarabajos comedores de papa aérea en su propiedad.

En el caso de los Everglades, una reserva natural amenazada por la contaminación del agua de un lago en el centro de Florida, así como por una auténtica plaga de serpientes pitones birmanas, que pone en peligro la fauna autóctona, el árbol de pimienta brasileño ahoga la vegetación nativa y no sirve de refugio para los animales.

Esta planta, de la familia de la hiedra venenosa, está causando importantes daños a áreas agrícolas y naturales de Florida, Hawai y Texas.

La iniciativa de soltar trips o arañuelas criadas por la Universidad de Florida para servir como agentes de biocontrol parte del Distrito de Manejo de Agua del sur de Florida, el Departamento de Agricultura de EE.UU., el Cuerpo de Ingenieros del Ejército y el Departamento de Protección Medioambiental de Florida.

El objetivo es reducir en un 80 % el avance de una planta que cubre más de 700.000 acres (283.500 hectáreas) de terreno en Florida, incluyendo partes de los Everglades, sin dañar a las plantas y los animales nativos.

144172144172

SHARE

Leave a Reply