Florida apelará la decisión judicial a favor de la naviera Norwegian

0
16
623194

EEUU CRUCEROS

Miami, 9 ago (EFE).- El Gobierno de Florida (EE.UU.) dio a conocer este lunes que apelará en una corte federal la decisión de una jueza que el domingo dio luz verde a la firma de cruceros Norwegian para zarpar desde puertos de este estado y al mismo tiempo exigir a los pasajeros pruebas de vacunas contra la covid-19.

La decisión de la jueza federal Kathleen Williams se dio como resultado de una demanda que interpuso la firma de cruceros contra la administración del gobernador estatal, Ron DeSantis, a raíz de una ley que desde el 1 de julio prohíbe en Florida los llamados “pasaportes de vacunación”.

“La prohibición de los pasaportes de vacunas ni siquiera implica, y mucho menos viola, los derechos de expresión de nadie, y fomenta el interés local sustancial de prevenir la discriminación entre los clientes basada en información médica privada”, señaló hoy en una declaración la oficina del gobernador DeSantis.

El Gobierno de Florida continuará su batalla legal en el Undécimo Circuito Federal de Apelaciones, según la oficina de DeSantis.

Mientras tanto, y tras la decisión judicial, Norwegian empezará a poner a navegar sus cruceros desde puertos de este estado con el requisito de vacunas a sus pasajeros, el primero de los cuales, el Gem, está previsto para el próximo 15 de agosto.

“No queremos nada más que navegar desde Miami, la capital de los cruceros del mundo, y desde los otros fabulosos puertos de Florida”. expresó este domingo Frank Del Río, presidente y director ejecutivo de Norwegian Cruise Line Holdings (NCLH, en inglés) tras conocer el fallo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC en inglés) de EE.UU. piden como una de sus alternativas para el regreso de la navegación vacunar al 95 % de los pasajeros, como también a su tripulación, lo que en Florida tropieza con la ley de DeSantis.

El gobernador recibe así un revés en lo que concierne a una ley que impulsó y que contempla multas de hasta 5.000 dólares por pasajero para las navieras, como al resto de empresas que operan en este estado, que incumplieran con la prohibición de exigir vacunas contra la covid-19.

Norwegian, que había optado por la alternativa de vacunación de los CDC, demandó al Gobierno de DeSantis el pasado 13 de julio al considerar que la medida los somete a un “dilema imposible” y que la prohibición daña su capacidad de prevenir el virus.

La empresa, la tercera más grande del sector, reinició sus operaciones el pasado 25 de julio con el crucero Jade, que emprendió un viaje de siete días por las islas griegas, y el sábado zarpó el primero desde Estados Unidos, en concreto desde el puerto de Seattle, en el estado de Washington, y con destino a Alaska.

La pelea se da en momentos en que Florida marca récords de casos y hospitalizaciones a causa de la altamente contagiosa variante delta de la covid-19.