¡Finalmente juntos!

0
335

A través del programa Palomas Mensajeras doce familias del estado mexicano de Michoacán logran reunirse en
Carolina del Norte.

Jacobo Strimling | [email protected]

Las emociones estallaban al momento en que cada padre o madre ingresaba al salón de fiestas Yoyos. “Ella viene desde el municipio de Nocutzepo, Michoacán. Tiene 15 años de no ver a su hija que viene desde Virginia a recibirla”, las palabras con que se anunciaba la esperada llegada de María de la Paz Hinojosa. Su hija María Guadalupe brinco de su asiento hacia ella, y ambas se fundieron en un abrazo.
“Al fin mamita, que bueno verte” expresó la inmigrante mexicana mostrando lagrimas de alegría. “Y este chamaco quién es” bromeó la sexagenaria mujer al ver al nieto, ya un adolescente, que sólo conocia en fotos..

Escenas similares e igual de conmovedoras se fueron repitiendo en una noche imposible de olvidar para más de 12 familias, y que fue posible gracias al programa Palomas Mensajeras.
María de la Paz, como otros adultos mayores, aprovechó el programa de reunificación familiar del gobierno del estado de Michoacán. Se convirtió en ‘paloma mensajera’ y con ello recibió asesoría, compañía y financiamiento para realizar los trámites que les permitieron viajar a Estados Unidos para reunirse con los seres que tanto añoraba.

Que el programa llegará a Charlotte , fue iniciativa de la organización ‘Arte y Cultura en las Carolinas’, misma que logró juntar al grupo de inmigrantes michoacanos, y coordinó el evento de reunificación familiar.
“Comenzamos el trabajo con Michoacán, pero pretendemos abrir otras plataformas, coordinar programas similares que tienen otros estados de la República Mexicana” explicó a HOLA News, el presidente de la organización sin fines de lucro, Luis Abúndez, contagiado de la emoción.

FIN DE LA ESPERA
Al otro lado de la frontera, quien encabezó el esfuerzo de tramitar las visas para los adultos mayores fue el joven político Adrián Melgoza Novoa, en coordinación de la Secretaria del Migrante del estado de Michoacán.
“Les brindamos todas las facilidades, toda la asesoría y logramos el objetivo que era que padres e hijos puedan reencontrarse después de muchos años” dijo el joven político que viajó con las ‘Palomas Mensajeras’ que por primera vez llegaron a la Carolinas.

Melgoza Novoa es el presidente municipal de Erongarícuaro, que en el idioma purépecha, significa “lugar de espera”. Una paradoja, ya que la espera, de ver a sus hijos nuevamente es lo que se ha logrado terminar en decenas de michoacanos que, en casos como el José Ezequiel Juan Ramírez, se extendió 25 años.
“Aun no me lo creo” dijo su hijo Gabriel Juan sin apartar la vista de su padre. “Gracias a Dios que llegó este momento. Aunque desafortunadamente nuestra madre murió el año pasado, y ya no tuvimos la oportunidad de volverla ver”, agregó el inmigrante radicado en Indianápolis.

Reunidas las familias, los presentes fueron agasajados con una cena, baile y presentaciones musicales, comienzo de la fiesta de estar juntos otra vez por 21 días, lapso que se les otorgó con la visa de los Estados Unidos.
Desde que comenzó el programa en 2016, más de 10 mil adultos mayores han logrado reunirse con familiares que viven en este país, de acuerdo con estadísticas de la Secretaría del Migrante.

Más detalles del programa Palomas Mensajeras pueden ser encontrados en www.arteyculturaenlascarolinas.org y en migrante.michoacan.gob.mx

PARA SER ‘PALOMA MENSAJERA’

Los requisitos que el programa establece para ser beneficiario, es ser mayor de 60 años, aunque también hay flexibilidad para hermanos, conyugues o hijos que deseen participar, no haber vivido o haber sido deportado de Estados Unidos, estar en buena condición de salud para viajar, no tener antecedentes penales y tener un familiar indocumentado en Estados Unidos.

Los solicitantes deben contar con un pasaporte mexicano con vigencia mayor a un año, realizar el pago que solicita la Embajada de EE.UU. en México para tener derecho a tramitar la visa de turista y cubrir los gastos del viaje redondo a EE.UU. en las fechas y aeropuertos que los organizadores asignen para el grupo.

“Tienen que ser grupos arriba de 15 personas que lleguen a una sola ciudad del país, nosotros los acompañamos con alguna parte de los costos de traslado, les ayudamos a tramitar su visa” explicó el Melgoza Novoa.
“Deben cubrir el costo de la visa y el costo del avión a EE.UU., que como lo agarramos en grupos grandes y anticipación la verdad es que son muy muy económicos” agregó el alcalde de Erongarícuaro.