Fernández reivindica la lucha por las “soberanías” al evocar una épica batalla

0
2
352432

ARGENTINA GOBIERNO

Buenos Aires, 20 nov (EFE).- El presidente argentino, Alberto Fernández, reivindicó este viernes las luchas por las muchas “soberanías” que reclama su país al evocar una épica batalla que en 1845 enfrentó a fuerzas argentinas con la poderosa flota anglo-francesa.

“Parece que por momentos estamos luchando por las mismas razones que se luchaban en aquel entonces. La historia se repite y nosotros seguimos enarbolando nuestras banderas y siguiendo adelante con nuestra pelea”, dijo Fernández en el acto por el Día de la Soberanía, festivo que se conmemorará el próximo lunes en Argentina.

Este día recuerda la batalla de Vuelta de Obligado, librada el 20 de noviembre de 1845 en aguas del río Paraná, cerca de la localidad bonaerense de San Pedro, a unos 150 kilómetros al norte de la capital argentina.

En ese mismo sitio histórico se realizó el acto conmemorativo de este viernes, en el que Fernández recordó que en aquel entonces “las potencias del mundo, las europeas, bregaban con los mismos argumentos que hoy; bregaban con la idea de que la libertad de comercio debía estar garantizada y que el resto del mundo debía someterse a sus lógicas”.

“Sus lógicas eran que ellos traían sus productos de Europa e, indefectiblemente, nosotros en América teníamos que flanquearle los pasos para que ingresen, en perjuicio de los intereses nuestros. La historia sigue siendo la misma: detrás de la argumentación del libre comercio se esconde un sistema de sometimiento”, aseveró.

La batalla de Vuelta de Obligado fue una de las más importantes que se libraron para garantizar la soberanía argentina.

Un ejército de 2.300 hombres al mando del general Lucio Mansilla y que respondía a la entonces Confederación argentina, liderada por Juan Manuel de Rosas, se enfrentó a una escuadra combinada de buques ingleses y franceses que intentaban comerciar con los norteños territorios de Corrientes y Paraguay.

La estrategia elaborada por Mansilla consistió en atravesar el río con tres hileras de gruesas cadenas apoyadas en 24 pequeñas embarcaciones para frenar el avance de los buques invasores, un centenar, entre los mercantes y los de guerra que les daban protección.

Fernández recordó que aquella fue una batalla “muy desigual” contra “la primera Armada del mundo, la flota más fuerte que el mundo reconocía”.

El presidente señaló que hoy la soberanía no es sólo la “territorial”, la cual Argentina sigue reivindicando, en particular sobre las islas Malvinas, bajo dominación británica.

“También en el presente la soberanía está directamente ligada al desarrollo, a la posibilidad de que seamos dueños y artífices de nuestro destino. Por eso peleamos por tantas soberanías, no solo la territorial. Peleamos por la soberanía cultural, la tecnológica, la científica, la alimenticia”, sostuvo.

Fernández destacó por otra parte la “solidaridad del pueblo argentino” al acompañar las medidas del Gobierno para hacer frente a la pandemia de covid-19.

Leave a Reply